Connect with us

Cuba

El Hotel Nacional cumple 88 años

Published

on

Hotel Nacional de Cuba

Levantado en los años del auge de la industria del juego y casinos en Cuba, imagen palpable del interés de convertir La Habana en una especie de “Las Vegas tropical”, el Hotel Nacional de Cuba ha devenido con el tiempo como símbolo de la industria hotelera cubana; lugar donde se reúnen y celebran algunos de los más renombrados eventos en la isla y ayer 30 de diciembre cumplió 88 años.

Fue lugar de secretas reuniones. En sus habitaciones se han hospedado lo más selecto del jetset internacional, entre los que destacan Johnny Weismuller, Ava Gadner, Buster Keaton, Errol Flyn, Frank Sinatra y otras estrellas del cinematógrafo norteamericano junto a figuras de peso político como Sir. Winston Churchill, los Duques de Windsor, Alejandro Fleming, Rómulo Gallegos, Carol II de Rumanía, Los Reyes de Bélgica, y otros muchos más contemporáneos cuyo listado sería extenso de publicar.

Situado sobre una colina, frente al malecón de la ciudad, y en el barrio que ha devenido centro de la Habana en los últimos 100 años, El Vedado, el Hotel Nacional recoge tras sus paredes más historia que otros cientos de lugares en La Habana y por qué no, de todo el país.

Catalogado como Monumento Nacional de Cuba, el hotel fue construido según los planos de Mckim Mead and White Architetects de Nueva York y su construcción fue encargada a la que en la segunda mitad del Siglo XX era la compañía constructora de mayor linaje en la isla: Purdy Henderson Company.

De él, en el libro “El Vedado: historia de un barrio habanero“, expresa la destacada profesora universitaria Concepción Otero:

El Hotel Nacional representó otro tipo de opción favorecida por la arquitectura del Vedado en los años 30´ y los 40´, y representa además la estética principal y problemas funcionales del período. La firma Mckim Mead and White, logró imbricar en el diseño algunos de los residuos del eclecticismo con los estilos arquitectónicos españoles, especialmente aquellos de origen andaluz, y quizás debido a esa estilística combinación, algunos de las nuevas improntas resultaron en una una innovativa aproximación que manejó cómo su tamaño fue manejado. La significación de su diseño no sólo está limitado estrictamente a su elegancia como tal, sino también a se extiende a su contribución a la tecnología constructiva, tales como el uso de la barra de acero cubierta con hormigón, usadas por primera vez en Cuba por la compañía que construyó el hotel (Purdy Henderson Company).

“El Hotel Nacional representa, y por mucho, la construcción emblemática de la tecnología constructiva del período“.

 

Comentarios

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO