Connect with us

Published

on

Cientos de espectadores se congregaron en el hotel Tryp Habana Libre, para asistir a la creación del cóctel “Cuba Libre” más grande del mundo, tal y como se había anunciado días antes se haría este domingo 26 de agosto como parte de las actividades del XXII Campeonato Panamericano de Coctelería que se celebra en La Habana.

Bartenders, y trabajadores del hotel vertieron en un vaso gigante de 540 litros, ron Havana Club, refresco de cola, hielo y zumo de limón durante varios minutos, ante la mirada curiosa de representantes de las firmas Havana Club International S.A., Cuba Ron, Compañía MG, Finest Call —de Puerto Rico—, Campari —de Italia—, y Angostura —de Trinidad y Tobago—, y de colegas latinoamericanos procedentes de otros países como Brasil, México, Nicaragua, Ecuador, Puerto Rico, Paraguay, Uruguay. También estaban presentes Lizbeth Elías Muñoz, secretaria ejecutiva de la Asociación de Cantineros de Cuba; Pepi Dioni, presidente de la International Bartenders Association (IBA), así como del vicepresidente de esta entidad para Sudamérica, Adrián Juárez; y el vicepresidente de la IBA para América, Derrick Lee.

José Luis Brito, presidente del Comité Organizador del  XXII Campeonato Panamericano de Coctelería, dijo que no se logró la presencia del Libro Records Guinness para confirmar el récord, pero señaló que a pesar de eso ” se logró hacer el Cuba Libre más grande del mundo”.

Te puede interesar: Origen y surgimiento de cócteles cubanos 

El cóctel “Cuba Libre” es uno de los tragos cubanos más famosos del mundo, y está incluido en el Recetario de Cócteles Internacionales de la International Bartenders Association (IBA).

De acuerdo con los historiadores, la versión más aceptada del surgimiento del trago es la de que este surgió un día, cuando un grupo de soldados pertenecientes al servicio del Cuerpo de los Rough Riders de EE.UU., se reunieron en un bar de La Habana Vieja donde un capitán, nombrado Russell ordenó ron añejo, Coca-Cola, hielo y una rodaja de lima. Los soldados curiosos, pidieron al camarero que preparara una ronda de la bebida que tomaba el capitán para ellos poder degustarla. Una vez “descubierto” el trago, comenzaron a pedir rondas y más rondas. En medio de la borrachera y el júbilo, cuentan que Russell se paró y pidió un brindis por la “liberada” Cuba.

Su grito de “«¡Por Cuba Libre!»” terminó bautizando el trago.

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡Recarga en Cuballama! +30 CUC EXTRA. Por 20 cuc reciben ¡50!RECARGA AQUÍ
+