Connect with us

Cuba

El congrí llega a The Washington Post

Published

on

Arroz Congrí

Bajo el título de “La historia de Cuba en una olla”, el diario The Washington Post publicó en sus páginas un artículo de la periodista Becky Krystal, en el cual se habla del congrí, y se le cataloga como “una perfecta comida” encontrada por los cubanos para reunir en un mismo plato dos alimentos básicos.

Además de “baratos y versátiles” – tal y como los califican – Krystal asegura que “por sí solos, son bonitos, bastante buenos, dependiendo de cómo los uses.”

El motivo de la nota es hablar sobre el plato, claro, y cita a la chef y autora de libros de cocina Maricel Presilla, quien, en su libro Gran Cocina Latina, ganador del Premio James Beard, llama inequívocamente a los frijoles y el arroz cubanos ‘una de las combinaciones de arroz y frijoles más felices que he probado en mi vida.”

The Washington Post publica la receta del también llamado Moros y cristianos, aunque la variante española de esta exquisitez culinaria, no es la cubana que mezcló el arroz blanco con los frijoles negros.

Presilla, en su libro, asegura que este plato es una “fusión de influencias de España, África y América Latina” y lo llama “emblemático”.

La famosa chef dice en su libro que si no quieres cocinar los frijoles secos – los cuales como se dice en Cuba, debes poner en remojo – se puede usar una lata de 15 onzas de frijoles, reservando su líquido para usar cuando cocine el arroz.

“Deberá agregar agua al líquido de la lata para obtener las 4 tazas necesarias de líquido para cocinar el arroz (el color del plato terminado no será tan oscuro). El cilantro y la lima no son tradicionalmente cubanos, por lo que son una guarnición opcional,” explica.

Sin embargo, esta delicia de la cocina latinoamericana era hasta hace unos pocos años desconocida en Venezuela donde, cada ingrediente se cocina por separado; y donde los frijoles es algo “sagrado”.

Y.S, estomatóloga cubana que vivió en Venezuela durante 8 años cuenta que la primera vez que quiso hacer una comida cubana en casa de sus suegros “por poco la matan”.

“Cuando me vieron mezclar el arroz con los frijoles por poco me sacan de la cocina,” rememoró a Cuballama la joven. “Allá ni siquiera le dicen frijoles; mi suegra me quitó aquella olla de la mano, y comenzó a separar los granos y yo tuve que explicarles que era así, pero ellos creían que verdaderamente yo había echado a perder las carotas, que es como ellos le llaman.”

Y aunque cada maestro tiene su librito, no está de más incluir aquí la receta sugerida por la Chef Presilla. ¡A probar!

RECETA TOMADA DEL LIBRO

8 onzas (1¼ tazas) de frijoles negros secos, enjuagados y recogidos para eliminar los desechos

10 tazas de agua

1 cebolla mediana, cortada por la mitad

1 pimiento verde mediano (semillas y costillas desechadas) , reducido a la mitad

1 pimiento Cubanelle (entero)

PARA EL PLATO:

Alrededor de 13 onzas (2 tazas) de arroz de grano largo

2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

4 onzas de losa o tocino grueso, cortado en cubitos

1 cebolla amarilla mediana, finamente picada

1 pimiento verde mediano (semillas y costillas desechadas), finamente picada

1 cucharadita de comino molido, o más según sea necesario

1 cucharadita de orégano seco, o más según sea necesario

1 hoja de laurel

2 cucharadas de vinagre de jerez (puede sustituir el vinagre blanco destilado), o más según sea necesario

2 cucharaditas de sal, o más según sea necesario

Hojas de cilantro, para decorar (opcional)

Cuñas de limón, para servir (opcional)

Coloque los frijoles en una olla pesada de 4 a 5 cuartos junto con el agua, la cebolla, el pimiento verde y el pimiento Cubanelle. Deje hervir a fuego alto, luego reduzca el fuego a medio y cocine, sin tapar, durante 1 hora 40 minutos a 2 horas, manteniendo un suave burbujeo, hasta que los frijoles estén tiernos y aún conserven su forma. (Pruebe los frijoles para ver si están cocidos; el intervalo en el tiempo depende en cierta medida de cuán frescos estén los frijoles). Escurra y reserve 4 tazas del líquido de cocción. Deseche las verduras aromatizantes; El rendimiento de los frijoles es de 2 tazas.

Enjuague el arroz en un colador de malla fina hasta que el agua salga clara. Escurrir bien.

Calentar el aceite en la misma olla a fuego medio. Agregue el tocino cortado en cubitos y cocine por unos 3 minutos, hasta que estén dorados. Agregue la cebolla, el pimiento verde, el comino, el orégano y la hoja de laurel; Cocer durante unos 5 minutos, hasta que la cebolla se haya ablandado.

Agrega el arroz y revuelve para cubrir bien. Agregue los frijoles y su líquido de cocción reservado, el vinagre de jerez y la sal. Revuelva bien, luego pruebe para sazonar; agregue un poco más de vinagre, comino, orégano y / o sal, según sea necesario. El líquido debe ser sabroso. Cocine, sin tapar, durante 8 a 12 minutos, hasta que la mayor parte del líquido haya sido absorbido y se hayan formado pequeños orificios en la superficie del arroz. Revuelva el arroz con un tenedor, reduzca el fuego al nivel más bajo posible, cubra bien y cocine por 20 minutos.

Retire del fuego, destape y deje reposar durante al menos 10 minutos antes de servir. Deseche la hoja de laurel.

Cubra cada porción con hojas de cilantro y sirva con rodajas de limón, si lo desea.

Calorías: 360; Grasa total: 9 g; Grasa saturada: 3 g; Colesterol: 10 mg; Sodio: 690 mg; Carbohidratos: 57 g; Fibra dietética: 8 g; Azúcares: 5 g; Proteína: 11 g.

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO