Connect with us

Animales

Devuelven cachorro perdido y no cobran recompensa de 300 CUC

Published

on

Pepito, perro chihuahua perdido en Cuba

Una joven pareja residente en La Habana había perdido a su mascota “Pepito”, un cachorro de apenas un año y medio de edad, y para vencer las altas probabilidades que tenían en contra para dar con su paradero ofrecieron una singular recompensa: 300 CUC a la persona que le llevara el pequeño perrito hasta la puerta de su casa.

El pasado seis de diciembre la organización no gubernamental para la Protección de Animales en Cuba (PAC) había lanzado el siguiente aviso:

[email protected] de PAC:

Pepito se encuentra extraviado de su hogar en el municipio Playa, en calle 41 e/ 42 y 44. Se perdió el 4 de diciembre. Su familia lo busca desconsoladamente y nos han pedido ayuda para a través de esta inmensa red de amantes y protectores de animales divulgar la información y entre todos ayudar en la búsqueda del bello Pepito.

Es un chihuahua cabeza de manzana, negro completo con sus paticas, pecho y carita de color amarillo. El día que se extravió traía un collar con un lazo azul y un cascabel. Tiene un año y medio de edad.

Si lo ves, por favor retenlo y contacta a Jose por el 5363 8087 o por el 7203 2418.

Recuerda que la difusión en este caso es vital, así que puedes colaborar compartiendo este anuncio, imprimiendo la imagen y poniéndola en sitios apropiados y de afluencia pública (como bodegas, farmacias, estanquillos, etc.) o corriendo la voz.

Finalmente Pepito apareció, y con él trajo una lección de amor y paz al mundo. Un mensaje de aliento y esperanza. Todavía quedan personas honradas en este planeta.

La persona que lo devolvió a sus legítimos dueños, lo había comprado a otra persona que al parecer lo encontró en la calle extraviado. Al devolver a Pepito ni siquiera quisieron cobrar la recompensa.

Así se refirió al suceso el dueño de Pepito, el realizador de audiovisuales José Rojas.

“Gracias a DIOS ya apareció PEPITO . En la tarde de hoy martes 11 de diciembre. La persona que lo tenía se lo había comprado a un hombre que parece lo andaba vendiendo por la calle . Suerte para nosotros que las personas que lo compraron le dieron las atenciones necesarias . Y al final no quisieron cobrar la recompensa. Para que vean que todavía hay personas honradas . Gracias a todos los que se preocuparon por Pepito que saben que es uno más de la familia . Feliz navidades a todos “

Pepito se extravió por unas horas pero conoció una nueva familia. Una familia que lo quiso y lo atendió. Jose Rojas y su pareja, conocieron a una persona maravillosa; de esas que ya no abundan mucho. Ganaron una persona que valora la humanidad y el amor por encima de todo. Conocieron a alguien que seguramente podrán seguir diciéndole “AMIGO”.

Comentarios

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO