Connect with us

Cine y TV

Celia Cruz no es lo que contó la televisión cubana

Published

on

Fidel Castro vs Celia Cruz

La televisión cubana, en el programa La Pupila Asombrada, presentó ayer jueves a Celia Cruz pero, ojo, no lo hizo como debió hacerlo, sino todo lo contrario.

Numerosas voces han saltado en las últimas horas contra la metedura de pata del “estudioso” Fidel Díaz Castro al hablar, ayer, en el programa a todas luces de corte “izquierdoide”, La Pupila Asombrada, al hablar de Celia Cruz.

Es necesario destacar que Celia, figura más que emblemática de la música cubana, es una leyenda de la música universal. Sin embargo, el castrismo jamás le perdonó “su traición” -haber emigrado a los EE.UU. – y lejos de sentir orgullo por sus éxitos la intentó borrar del panorama musical cubano lanzándola al ostracismo más absurdo.

Que Celia terminara recalando en EE.UU., no les dolió tanto como que los emigrados cubanos, la mayoría residente en Miami, siguieran escuchando su música y la arroparan como una artista más de la comunidad.

Tanto estigma sobre Celia se vio ayer reflejado en voz de Fidel Díaz -con ese nombre, y al notarle la edad ya conocemos por qué se lo pusieron sus padres- quien al hablar en el programa televisivo, no la mencionó con la jerarquía que Celia se merece.

De hecho, se trata, aseguran dos fuentes consultadas, que es la primera vez que se pone a Celia en la televisión cubana “después de tanto tiempo”. El tiempo se refiere a más de medio siglo transcurrido desde que Celia salió de Cuba y Fidel Castro prohibiera su música desde Pinar del Río hasta oriente.

Celia, que no era una desconocida cuando salió de Cuba, sino todo lo contrario, debió tener una mejor “presentación” en la boca de Díaz y de la presentadora de “La Pupila Asombrada”, la “rojita” Karen Brito.

Lejos de “un homenaje”, lo que intentó Díaz al seleccionar el tema que escogió para “relanzar” a Celia en la televisión cubana fue todo lo contrario. No hay que ir a la escuela para saber que ese tema, que no es de Celia, y ni siquiera es representativo de su cancionística, tenía un doble propósito. “Exponer” a Celia como defensora del proceso revolucionario en los primeros momentos de 1959. O como una “cambia casaca”.

El estudioso dice que estaba “investigando” la Reforma Agraria y se encontró con la canción interpretada por Celia. Se trata de “Guajiro llegó tu día”, sin dudas un tema “simpatizante” con el gobierno, que en algún momento Celia cantó con la Sonora Matancera.

Lo peor vino después, cuando Díaz y Brito, al hablar de la llegada de Celia a EE.UU. expresan que Celia “se convierte” y cae en “un activismo en contra de la Revolución Cubana” y expresan que “termina, con la ultraderecha cogiéndola como el ícono, la superestrella de la lucha contra la Revolución Cubana”. Celia, si es un ícono de algo, es de la música latina y universal.

Díaz y Brito, obviaron, por supuesto, hablar de los miles de logros que Celia obtuvo en su carrera.

Díaz aclaró que tuvo que armar el videoclip usando el fonograma original y mezclándolo con otras imágenes de Celia junto a la Sonora. Alegó el experto que el video de la canción no existe, pero ni siquiera esgrimió una posible causa de la posible inexistencia del video; como por ejemplo, que hubiesen quemado la cinta. Si es que existió; algo muy posible, si tenemos en cuenta el odio que generaron en su contra los revolucionarios comandados por Fidel Castro.

Por supuesto, tamaña ofensa no iba a pasar desapercibida por algunos conocedores de la obra de Celia.

Quien primero saltó fue la estudiosa Rosa Marquetti, que resumió en pocas pero sentidas palabras lo que muchos hubiésemos querido.

En mi molesta opinión, el sentido manipulador y reduccionista con que fue presentada anoche por primera vez en más de 50 años la figura de Celia Cruz en la televisión cubana es inaceptable. Fue tendenciosa la elección de la canción. Fue malévolo evadir la verdadera dimensión de Celia Cruz en la música cubana y mucho más las razones que la movieron a asumir la postura que decidió asumir en su vida, presentándola como si fuera una marioneta manipulada sin cerebro ni libre albedrío. Con independencia de su postura política, su figura gigante de mujer, negra y cubana y lo que representa para nuestra cultura toda, merece mayor respeto y el respeto te obliga a un mayor conocimiento, a saberte bien los hechos y datos, si es que te vas a atrever a hablar de ella y su historia. Era necesario elegir muy bien a qué ibas a dedicar esos minutos que te dieron,” expresó la experta en su perfil personal de Facebook.

Celia Cruz es fundamental en la cultura cubana. Supo insitir en una energía, en un tono y en una manera de hacer que le…

Posted by Julio Llópiz-Casal on Friday, August 28, 2020

Otra de las que “protestó” por lo que dijeron ayer jueves sobre Celia Cruz fue la conocida bloguera, activista antirracista y por los derechos de las mujeres y la comunidad LGBTIQ, Sandra Abdallah-Alvarez Ramirez.

Y el realizador de audiovisuales y productor musical Alejandro Gutierrez.

La gigante Celia Cruz!!!

Posted by Alejandro Gutiérrez on Friday, August 28, 2020

Además de René Espí Valero.

Me acabo de enterar de que en un programa de la TV cubana, luego de poco más de 60 años de censura, han dejado que se…

Posted by René Espí Valero on Friday, August 28, 2020

La televisión cubana, la misma que no tuvo reparos no ya en prohibir a Oscar de León, Moncho y Julio Iglesias, sino a Bebo Valdés y Meme Solís para luego, “recuperarlos” sin la más mínima gota de vergüenza, intentó ayer manchar la memoria de la grandísima Celia Cruz.

A Díaz, a Brito y al mismísimo vocero oficialista Iroel Sánchez, una de las “lumbreras” detrás de este proyecto televisivo de La Pupila Asombrada, les falta mucho, pero mucho, para conseguirlo.

por Ariel P.

tal vez quieras leer: Granma dice que Celia Cruz fue callada en Cuba por “la máquina del odio”

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡Súper Bono en Cuballama! 40 CUC + 1GB DATOSRECARGA AQUÍ
+