Connect with us

Cuba

Campesina santiaguera “le canta las 40” a Díaz-Canel

Published

on

campesina santiaguera
Foto: Estudios Revolución

Una campesina santiaguera aprovechó la visita de Díaz-Canel a su finca para “quejarse” de la relación que ella y otros productores tienen con la Empresa.

Una campesina santiaguera aprovechó la visita que hiciera en las últimas horas el mandatario cubano Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez para “quejarse” de la relación que ella y otros productores tienen con la Empresa.

Según se desprende de una nota en Cubadebate, la mujer, identificada como Aida Dolz, no se contuvo como muchos otros cubanos que suelen “morderse la lengua” y decir que todo está bien, cuando son interpelados por algún alto dirigente cubano.

Visitaba Díaz-Canel la finca La Fortaleza, cuando pudo conocer a Aida.

“Así que usted es la famosa Aida”, expresó el mandatario cubano y le chocó el puño a esta campesina santiaguera, de la que seguramente ya había oído algún que otro comentario.

Y es que esta gente que no suele tener pelos en la lengua son así, “famosos”.

La mujer comenzó a hablar de que en La Fortaleza, si las cosas parecían marchar bien, era debido al esfuerzo que ella y su hijo imponían al trabajo.

La mujer, que desde hace 25 años trabaja en ese, su pedacito de tierra, continuó hablando con Díaz-Canel quien la felicitó por lo logrado en tan pequeño terrenito.

“No somos nada del otro mundo”, replicó la anciana. “Nosotros lo único que hemos hecho es trabajar toda la vida”, aseveró.

Foto: Estudios Revolución.

Ella y su hijo Ciro Verdecia mantienen unas 46 hectáreas destinadas a la ceba de ganado y aves. Además de cerdos.

Ciro es médico de profesión, pero no dudó en colgar el título universitario para dedicarse al campo, una actividad más fuerte y engorrosa, pero de la que seguramente saca más dividendos, o al menos el alimento necesario para comer. Allí, en La Fortaleza, él y su madre crían además toros, pollos y conejos.

Al ver los animales tan robustos, Díaz-Canel les preguntó qué les daban de comer, a lo que la campesina santiaguera le contestó que moringa y tithonia.

Lo mejor vino después, cuando la mujer sin cortapisas “denunció” que la relación empresa-productores no era la mejor.

El mandatario cubano intuyó que había problemas con “los pagos” del Estado, y al preguntarle si tenía dificultades con eso, ella respondió que no, que le pagaban, pero el misterio se resolvió cuando su hijo le dijo a Díaz-Canel que su mamá tenía que dar “petate” a cada rato, o los daba, para que le pagaran lo que ella suministraba al Estado.

Es que Aida es bronquera y exige por sus derechos”, le explicó Ciro a Díaz-Canel que, seguramente no esperaba oír delante de sus narices que una persona que trabaja de Sol a Sol para brindarle tantos alimentos a la población a través de la venta al Estado que él dirige, tenga que estarle cayendo detrás a su dinero.

Sandro Nieto

tal vez quieras leer: Cuba: Continúan denuncias campesinas sobre impagos del Estado

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

¡Súper Bono en Cuballama! 40 CUC + 1GB DATOSRECARGA AQUÍ
+