Connect with us

Published

on

Temerosos de ser deportados a la isla, suman ya cientos los cubanos que se han venido fugando sucesivamente de las estaciones migratorias ubicadas en el estado de Chiapas. La que más fugas acumula es la tristemente célebre Estación Siglo XXI, de Tapachula, a la cual le vendría muy bien como sobrenombre aquel título del soneto escrito por Sor Juana Inés de la Cruz, “Yo, la peor de todas”.

Según información dada a conocer por diarios aztecas, este 12 de mayo se produjo una nueva fuga de migrantes cubanos en la estación Siglo XXI del Instituto Nacional de Migración (INM), ubicada en Tapachula, Chiapas. Los cubanos protagonizaron un amotinamiento, y con posterioridad, algunos de ellos se fugaron, según el video divulgado.

Las causas de la fuga supuestamente están dadas por las condiciones dentro de la estación, las cuales alegan son inhumanas. Suman ya cientos los testimonios de que los recluidos en el centro, duermen en el suelo, hacinados. Alegan además que la comida es de mala calidad y escasa. Por si fuera poco se quejan de la humedad y de que “los mezclan” incluso con quienes están enfermos. También se quejan de que a los enfermos no los atienden correctamente.

Unido al hecho indiscutible de que muchos de ellos “se han conectado” a la realidad tras días por las selvas latinoamericanas y han descubierto con dolor que de Siglo XXI han salido ya en el último mes, casi un millar de cubanos que han sido deportados por las autoridades mexicanas, esta fuga sin dudas, no será la última.

Y no se trata de “la deportación”. Los cubanos que han llegado a México en los últimos días, se han enterado que, antes de sus compatriotas ser deportados, los “encerraron” en Siglo XXI supuestamente para “procesarlos” como inmigrantes y luego darles el famoso salvoconducto de salida, pero la salida que encontraron fue hacia un camión jaula que los llevó al aeropuerto; de ahí los subieron a un avión y terminaron en Cuba. Es decir: que los engañaron.

Quizás por todo ello es que este domingo, alrededor de 50 migrantes del país caribeño se amotinaron en el interior de la estación migratoria en Tapachula. El escape ocurrió cuando los cubanos comenzaron a protestar ante las rejas de acceso del inmueble. Horas, antes, un grupo de 25 cubanos también por la fuerza escapó del recinto.

https://twitter.com/INAMI_mx/status/1127326053092024320

A pesar de que decenas de policías federales estaban allí para restablecer el orden, apenas si se inmutaron cuando los migrantes, quienes eran muchos más, se percataron que el portón no tenía candado, lo abrieron y salieron despavoridos.

Todos denunciaron posteriormente que el Instituto Nacional de Migración (INM), los exhorta a entrar dentro, para “tomar sus datos”, pero luego terminan deportándolos sin siquiera escuchar por qué están ahí.

“Nosotros no queremos ser deportados, queremos que nos den un papel para seguir o que nos digan tienen 72 horas para abordar el país (llegar a la frontera Norte)”, dijo uno de los migrantes. Uno de los tantos que busca viajar hacia el norte con la esperanza de poder presentar su caso de Asilo Político ante oficiales de Inmigración de los EE.UU.

Hace más de un mes, 90 de ellos viven en un puente fronterizo entre México y los EE.UU. en espera de ser recibidos.

Estas son las imágenes, desgarrantes de cómo viven estos cubanos en el puente; última puerta a cruzar en la búsqueda del llamado “sueño americano”.

Comentarios

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO