Connect with us

Cuba

Artistas cubanos denuncian patrañas en su contra en el NTV

Published

on

Artistas cubanos frente al MINCULT difamados por el NTV 27N
Más de 300 artistas e intelectuales cubanos se congregaron a las puertas del Ministerio de Cultura el pasado 27 de noviembre. (Reynier Leyva Novo)

El NTV, como medio oficialista cubano de mayor alcance mediático, no cesa de difamar, mentir y manipular en contra de los artistas cubanos que pidieron un diálogo con el ministro de Cultura.

La televisión cubana ha divulgado materiales en los que manipula la información visual y textual, para influir en la mente de los televidentes; se realizan peligrosas asociaciones entre los 14 de San Isidro, los artistas cubanos que fueron a exigir respuestas del Ministerio de Cultura, y actos mercenarios, terroristas, con los que estos no tienen ningún vínculo.

No solo en el NTV, también en los otros medios oficialistas, Granma, Juventud, Trabajadores, Cubadebate, y redes sociales… al parecer el viceministro Fernando Rojas, ese que el sábado pasado le dijo a los artistas no saber quién había firmado la declaración de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) y que no tenía que rendir cuentas de su trabajo ante ellos, no supo transmitir punto a punto, con claridad, ante sus superiores, lo que se abordó en esa reunión.

Horas después, la página oficial del Ministerio de Cultura en Facebook rompía uno de los puntos que exigían los demandantes: el cese de las difamaciones en los medios oficiales.

Ahí no quedó todo. Desde el domingo, y con más ímpetu a partir del lunes, se sucedieron en el NTV las campañas de descrédito contra los 14 de San Isidro. Los medios del gobierno echaron mano al manual de la Guerra Fría y hasta sacaron “lanchas en costas del norte” y un descarrilamiento de un tren ocurrido en el 2019 y del que nunca jamás se dijo más nada; lo llamaron ahora “acto terrorista”.



Mientras esto decían, intercalaban imágenes de tiendas quemadas y de jóvenes detenidos por actos terroristas, con las de Luis Manuel Otero Alcántara, Omara Ruiz Urquiola y Carlos Manuel Álvarez.

Ayer, el NTV, hizo énfasis visual en Tania Bruguera, una artista que en la reunión con el viceministro de Cultura, Fernando Rojas, el sábado, expresó:

“La Seguridad nos cita y hostiga, echa ácido debajo de las puertas, lleva a interrogatorios a nuestros talleristas extranjeros invitados… Si quieren saber de dónde sale el dinero de Instar, revisen el texto que publiqué hace poco para Hypermedia. Todo es totalmente transparente.

Pero si hablamos de censura, hay que decir que no se queda en Cuba, esa censura se ha extendido al exterior. He llegado a eventos artísticos en otros países en los que me han contado cómo allí han ido funcionarios de esta institución a hablar mal de mí y de otros artistas incómodos y críticos, a decir que no somos artistas. Y lo hacen, lo sé, para aislarme, para eliminar oportunidades profesionales, no les basta con censurarme en mi propio país. ¿Con qué derecho hacen eso? Esto también ha sucedido con frecuencia también con el cine: una película censurada en Cuba es sacada de festivales internacionales por la intervención de funcionarios cubanos”.

noticia relacionada: MINCULT recibe órdenes y rompe diálogo con artistas

Artistas cubanos rechazan difamaciones en su contra

Lynn Cruz, una de las artistas que estuvo el sábado frente a la sede del Ministerio de Cultura, y a quien le tienen prohibido trabajar en su propio país, aclaró hace unos minutos sobre su participación ese día, ahora que está dentro del “mismo saco” en que han metido a todos los artistas cubanos:

“Estoy aquí porque esto fue convocado por los artistas, pues en 2017 a solo 3 cuadras de aquí, en la Casa Galería El círculo que dirige el artista visual Luis Trapaga, nos hicieron una redada policial y de agentes de la seguridad del Estado, vestidos de civil, y un militar sin uniforme y sin identificarse es lo mismo que un paramilitar que actúa fuera de la ley. Y ese ministerio jamás se disculpó con nosotros por ese abuso cometido” .

Igual parecer es el de Ulises Padrón.

“(…) fui orgulloso a las puertas del Mincult. Fui porque creí que era mi deber, porque lxs que estaban allí son mis amigxs, porque es injusto todo lo que ha sucedido con el MSI, porque la seguridad hostiga todo el tiempo y porque no tengo ganas de tener miedo a decir lo que pienso. Por si fuera poco porque me dio la gana. Nadie me dio un peso por hacerlo”.

Yunior Aguilera ha sido, probablemente, el que más ataques y descrédito ha recibido por estos días.

Al respecto manifestó hace unas horas:

“La prensa oficial y el ejército de perfiles falsos han lanzado una campaña feroz de amenazas y descrédito contra ese grupo de artistas que fuimos frente al Mincult a ejercer un derecho legítimo. La inmensa mayoría de nosotros no pertenece al Movimiento San Isidro, ni comparte sus visiones sobre la Cuba que soñamos. Fuimos a decir BASTA ante los atropellos, la censura, la manipulación mediática y el odio. A exigir que se acaben para siempre los actos de repudio y la criminalización del pensamiento. Lo hicimos en absoluta paz, sin consignas, sin descalificaciones. Compartimos el agua y el pan sin preguntarle a nadie su credo político. Cantamos, leímos poemas y nos aplaudimos, conscientes de la presencia de otros cubanos que esperaban una simple orden para aplastarnos. La sensatez triunfó esa noche. Entramos, nos dijimos de frente nuestras verdades y pactamos un diálogo.”

Las mentiras en el NTV han sido muchas y de muy variados tipos. “Tantas que se atropellan”, como las penas de la hermosa canción La Tarde, de Sindo Garay.

Al respecto, Camila Lobón, la joven artista de apenas 50 kg que dice la Seguridad del Estado que es “una amenaza”, dijo que el NTV se iba a herniar de tanto mentir.

Y es en este sentido que parece ser que el diálogo ya llegó a un punto muerto. El culpable, se conoce, no es el NTV. Este solo ha sido el instrumento para la manipulación y la divulgación de una mentira. Tal vez aspirando a cumplir una vez más la máxima de la tesis del nazi Joseph Goebbels de que “una mentira mil veces dicha, se convierte en una gran verdad.”

Ariel P.

Comentarios

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO