Connect with us

Animales

Abejas en extinción en México se han relocalizado afortunadamente en Cuba

Published

on

Abeja Melponi

Una abeja maya sin aguijón (Melipona beecheii) y que fuera desde hace más de 3000 años proveedora de miel a la cultura maya parece haber desaparecido de su habitat natural en  la península de Yucatán en México pero, ha sido curiosamente hallada en Cuba, aunque nadie sabe a ciencia cierta cómo es que fueron a parar a la Mayor de las Antillas.

El hecho es que las abejas sin aguijón, que actualmente se encuentran en peligro de extinción en México debido a los huracanes, la tala indiscriminada y el uso de pesticidas, levantaron vuelo y de algún modo llegaron a las provincias más occidentales de Cuba, y ahora se encuentran hasta en lugares como Cayo Coco.

La Melipona, dice NPR.org anida en colmenas de troncos de aspecto extraño en grandes árboles ahuecados. Las abejas tienen pequeñas colonias y no forman panales.

El ecologista evolucionista David Roubik, el ‘hombre abeja’ de la Institución Smithsonian, dice que “no tienen marcos ni peines verticales”. En cambio, “tienen macetas de almacenamiento que se aplastan y se dejan escurrir en alguna cuenca”. Aunque las abejas no pican, muerden para proteger sus colmenas. Según el especialista, la diferencia entre la miel que producen estas abejas y las abejas “tradicionales europeas” es sustancial.

La Melipona produce un sabor “más cítrico” que la miel comercial, y deja el sabor en el paladar mucho más tiempo, según la opinión del especialista.

Meghan Barrett,  entomóloga de la Universidad de Drexel, dice que es una miel mucho más sabrosa.

“Es más nítido. Es más floral. Es muy delicioso, pero [hay] cantidades mucho más pequeñas, así que necesitas muchas más abejas”.

Los indios de cultura maya antes de conocer el azúcar utilizaban la miel de las abejas como edulcorantes en sus alimentos.

Abeja Melponi Beecheii

“Panal” de la Melponi. Foto: Wikimedia Commons / Einor Lichtenberg

WFAE.org expresa que “sólo la llegada de la caña de azúcar, traída por los europeos en el siglo XVI, suplantó el uso culinario de la miel. La caña de azúcar es más rápida y más fácil de cultivar que los que se ocupan de los jobones – panales de estas abejas -, y produce un rendimiento mucho mayor.”

Este tipo de abeja produce uno o dos litros de miel por colmena al año (en comparación con unos 70 litros de una abeja típica), pero en cambio, es mucho más valorizada. El litro de la Melponi se cotiza a $30 dólares.

Steve Buchmann, un ecologista de la polinización en la Universidad de Arizona, expresa que el uso principal de la miel de la Melponi se encuentra en el área medicinal.

“Se usa de alguna manera para ayudar al parto. Y también se usa para ayudar con el tratamiento de cataratas en el ojo”, una tesis que sustenta Roubik, quien reconoce el uso homeopático de la miel de la Melponi.

“Muchas personas conocen y usan su miel como ‘medicina’ principalmente para el dolor de garganta o el asma. [La miel es] parte placebo, en parte una ayuda para la irritación de la piel y las bacterias’, señala.

NPR.org precisa que “los antiguos mayas también honraron a los Melipona en ceremonias religiosas.

Un sacerdote presidiría la recolección de miel dos veces al año. Hoy quedan algunos apicultores que aún observan las antiguas prácticas religiosas, pero se puede encontrar un registro más completo de la importancia religiosa de la abeja en el Códice de Madrid, uno de los tres códices restantes verificados que hicieron los antiguos mayas hace unos 1.100 años. Una proporción sorprendente del códice muestra los métodos de la apicultura y el dios de la abeja maya, Ah Mucen Kab.”

Meghan Barrett estuvo recientemente en la isla para estudiar el fenómeno y descubrió allí como los apicultores cubanos venden la miel a farmacias o vecinos. Allí c0ntactó con J M Alvarez, un especialista y estudioso cienfueguero que tiene todo un extenso estudio comparativo entre la Melponi y sus similares cubanas.

Barret descubrió que las poblaciones cultivadas de Melponi están prosperando, y que de hecho, Cuba también tiene las poblaciones más grandes de Melponi en la naturaleza.

El interés en Melipona ha crecido tanto en la isla que en 2017, la Sociedad Cubana de Apicultores cambió su nombre a la Sociedad Cubana de Apicultores y Meliponiculturistas como una forma de demostrar la importancia de Melipona en la isla.

 

Comentarios

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO