Connect with us

Artes Visuales

Ocho damas gordas de visita en La Habana

Published

on

Ocho damas gordas: las esculturas de Xu Hongfei en La Habana no dejan a nadie indiferente

Contrarias a las dietas, ejercicios y ataduras físicas de la vida moderna, ocho asiáticas orgullosamente gordas invadieron el Casco Histórico de La Habana. La magia sale en esta ocasión de las manos del escultor chino Xu Hongfei.

El Botero cantonés, como muchos le llaman, decidió regalarle a la capital la breve exposición de ocho de sus once chubby women, esculpidas en fibra de vidrio. Hasta el 17 de enero próximo, los transeúntes habaneros deberán convivir con el desparpajo de estos personajes.

Aun cuando el objetivo de Xu es el de “celebrar la belleza y sensualidad de las mujeres grandes en mis esculturas, y llevarlas alrededor del mundo para ayudar a cambiar las percepciones de la gente.”, no son pocos los que buscan una connotación más allá de lo meramente bello.

Es entonces cuando los criterios se encuentran. Para el habanero Andy, la imagen distorsiona completamente la esencia de las mujeres asiáticas: “Conocidas por ser mujeres menudas, de buen comportamiento y reservadas a la hora de actuar, el poco comedimiento que transmite la escultura nos hace dudar de la fidelidad del reflejo”.

Josmany intenta aplicar sus conocimientos de escultura a la obra en cuestión. Graduado de la Academia San Alejandro, opina que el escultor “hace mujeres chinas porque es su universo inmediato. Cuando eres artista, tomas elementos de tu entorno para incorporar a tu obra. En Asia, te rodean mujeres achinadas. Sin embargo, la grandeza está en su capacidad para tomar rostros y no características físicas. Si miramos con detenimiento, las actitudes, expresiones y complexión física tienen otro origen”.

“No obstante, llama la atención el movimiento; parecen cobrar vida en todo momento. El aire del que gozan contrasta armoniosamente con el barullo de la capital, haciendo a quienes pasan voltearse a admirarlas, tal vez tomarse un selfie, pero nunca verlas anacrónicas o desencajadas”, finaliza.

La mayor parte del público las mira y punto. La simulación del bronce no las deja pasar desapercibidas. Incluso, hay quienes salen de paseo solo para llegar a donde ellas. Alexis lo hizo esta tarde, despidiendo el año. “Salgo a caminar por la Habana Vieja a veces con algún amigo, solo por pasear. Descubrimos las esculturas al salir del boulevard de San Rafael y nos encantaron. La primera que vi fue la del beso; resulta impresionante: los músculos del joven tensados, la falda de la muchacha se levanta, como sucedería de recrearlo en la vida real. Todo muy fiel”, nos comenta.

Las exuberantes damas de Hongfei llegaron a nuestra tierra como parte de la parada número 36, de un largo viaje que las ha llevado a Italia, Australia, Inglaterra, Francia, y Estados Unidos, entre otros países.

Texto y fotos: María Carla Prieto


 

¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

Comentarios
Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


¿Quieres reportar algo? Envíanos tu información a:

[email protected]

LO MÁS TRENDING

LO MÁS VISTO

Por 20 CUC reciben 20 CUC saldo + 1GB DATOS + 50 MIN + 50 SMSRECARGA AQUÍ
+