¡Cómo nunca! Joe Biden arremete contra Donald Trump

Havana
nubes dispersas
31.2 ° C
31.2 °
30.9 °
62 %
1kmh
40 %
Dom
31 °
Lun
31 °
Mar
31 °
Mié
30 °
Jue
31 °

No se guardó nada en su pecho Joe Biden en sus críticas a Trump mientras recordaba lo sucedido el 6 de enero del 2021.

Eso sí, no lo mencionó ni una vez. Dijo «expresidente» 16 veces; pero «Trump», ninguna.

No lo hizo antes ni después, lo hizo ahora. Cuando lo tuvo cerquita, a apenas unos metros de distancia, lo desmintió, se rió de él, lo calificó cuando más de «poco serio»… Ahora, Joe Biden le ha tirado con todo a su predecesor Donald Trump. Y la prensa, entre extrañada y contenta – ya sabemos cuánto «odian» los medios a Donald Trump, se hace eco de las palabras de Joe Biden.

A un año exacto de los llamados «Sucesos del Capitolio», día, 6 de enero, en que una turba de seguidores de Donald Trump se aventuró a irrumpir en el sagrado edificio y poner en peligro la vida de congresistas y senadores de los EE.UU., Joe Biden tomó el estrado para recordar el suceso, uno de los sucesos más grises en la historia de los EE.UU., fecha en que se puso en riesgo más que la vida de sus principales políticos, la estabilidad de una nación, su democracia, sus sacrosantas instituciones, y el sagrado edificio del Capitolio.

Cuatro horas antes de hablarle al pueblo norteamericano, Joe Biden expresó a través de su perfil oficial en la red de Twitter:

«Hoy hace un año, la democracia fue atacada. La voluntad del pueblo estaba siendo atacada. Y nuestra Constitución enfrentó la más grave de las amenazas.»

Y añadió:

«Me dirijo al Capitolio esta mañana para hablar sobre el día de la insurrección, el estado de la democracia estadounidense y hacia dónde vamos desde aquí.

Luego en su discurso expresaba Biden con relación a Donald Trump:

«Aquí está la verdad: el ex presidente de los Estados Unidos ha creado y difundido una red de mentiras sobre las elecciones de 2020. Lo ha hecho porque valora el poder sobre los principios. Porque su ego magullado le importa más que nuestra democracia o nuestra Constitución,» dijo Biden en lo que comenzaría a ser su andanada de misiles contra su predecesor.

“Se quedó sentado, mirando todo por televisión sin hacer nada,” añadió Joe Biden en su crítica a Trump a un año del asalto al Capitolio.

La historia reconoce que, cuando comenzó el llamado asalto de la turba al capitolio, Trump, lejos de utilizar su canal favorito, Twitter, para controlar los impulsos de sus seguidores, permaneció de brazos cruzados.

Un año después, Joe Biden lo fustigó por su inacción y lo responsabilizó por el ataque de la turba al edificio del Congreso de los Estados Unidos.

“Trató de impedir el traspaso pacífico del poder,” dijo.

Luego agregó:

“Por primera vez en nuestra historia, un presidente no sólo perdió unas elecciones, sino que trató de impedir el traspaso pacífico del poder.

“Para decir lo obvio, hoy hace un año, en este lugar sagrado, la democracia fue atacada. Simplemente atacada”, aseguró el mandatario.

“Los que asaltaron este Capitolio, los que instigaron e incitaron y los urgieron a hacerlo, pusieron un puñal en la garganta de Estados Unidos y de la democracia. No vinieron aquí por patriotismo o principios. Vinieron con furia, no en servicio de América, sino al servicio de un hombre”, agregó.

Analistas destacan que Joe Biden, este jueves, durante su discurso en el Capitolio, no mencionó en ningún momento la palabra «Trump».

Creen que lo hizo como enseñanza para futuras generaciones; porque cree que el hecho pudiera repetirse. Porque no quisiera que volviera a repetirse.

Sin embargo, no por eso fue suave Joe Biden en sus críticas. Al contrario, lo llamó «un expresidente derrotado»

“No es solo un expresidente, es un expresidente derrotado”, dijo el demócrata.

Precisamente ese ataque al orgullo de Trump, un hombre que siempre se ha jactado de ganar y de ganarlo todo en la vida, les sonó a mucho como demasiado fuerte pero, ¿cómo podría referirse Joe Biden a
Joe Biden ha pronunciado este jueves un demoledor discurso desde el los hechos del 6 de enero del Capitolio, al cumplirse un año del asalto a las Cámaras, sin arremeter contra Donald Trump?

Sus palabras minaron la confianza del electorado norteamericano entonces, de sus instituciones, y encendió las alarmas. Un ataque a la democracia en cualquier otro país del mundo había sido visto antes. Nunca en los Estados Unidos.

Precisamente el presunto bulo sobre el fraude electoral fue lo que impulsó a los hechos de violencia desatados ese día.

Si bien se pudiera decir que Trump había sido consecuente hasta entonces con sus señalamientos de descrédito hacia el sistema electoral estadounidense, nada justifica el hecho – y así se lo hicieron ver sus asesores finalmente ese día – al hecho de que tardó horas en pedir a sus seguidores que abandonasen el Capitolio; sino porque también, incluso después de haberlo hecho, justificó la violencia.

Para explicarlo de otra manera. Imaginemos a alguien diciendo sobre un violador: «Sí, pero después la que violó, derramó una lágrima, además ella llevaba una falda corta.»

Eso fue lo mismo que hizo ese día Donald Trump después de finalmente aconsejar a sus seguidores que abandadonaran el edificio del Capitolio. Al referirse a lo sucedido, los justificó en Twitter, cuando expresó:

“Estas son las cosas y acontecimientos que ocurren cuando una victoria sagrada y abrumadora es arrebatada de forma agresiva a grandes patriotas que han sido tratados mal e injustamente durante mucho tiempo. Id a casa en paz y amor. ¡Recordad este día para siempre!”.

Como bien recuerda hoy el diario español El País, ese fue uno de sus últimos tuits en su cuenta de Twitter.

«Sería uno de sus últimos mensajes, antes de ser expulsado de la red social,» expresa el diario español.

Al respecto, un año después, preguntó Joe Biden este jueves:

“¿Vamos a ser una nación que acepta la violencia política como norma? ¿Una donde permitimos a cargos electorales partidistas anular la voluntad legalmente expresada de los ciudadanos? ¿Una que no se guía por la luz de la verdad, sino a la sombra de mentiras?”

El ataque al Capitolio en Washington, el 6 de enero del 2021 dejó como saldo seis muertos, aunque oficialmente se reconocen cinco.

Hoy se cumple el primer aniversario del hecho, y Joe Biden no se contuvo en sus críticas a Donald Trump. Todo lo que había acumulado contra él, le salió del pecho.

Recordando lo sucedido ese día dijo que ese día se vio “a un ex presidente que se quedó sentado en el comedor del Salón Oval mirando todo por televisión por horas, sin hacer nada”.

“No puedes amar a tu país sólo cuando ganas”, dijo en referencia a la derrota de Trump” ya en los finales de su discurso.

“No se puede obedecer la ley sólo cuando es conveniente. No se puede ser patriota cuando se abrazan y permiten las mentiras”, añadió.

“En este día de conmemoración debemos asegurarnos de que un ataque así no vuelva a ocurrir nunca más”, expresó además Joe Biden.

Biden, sobre Trump: «No puede aceptar que perdió»

“El ex presidente y sus partidarios decidieron que la única forma de ganar era suprimir los votos y subvertir nuestras elecciones. Es un error. Es antidemocrático. Francamente, es antiamericano”, indicó además Biden, quien explicó que los “verdaderos patriotas” por esas fechas fueron aquellos más de 150 millones de norteamericanos “que expresaron pacíficamente su voto” en las urnas. Aquellos trabajadores de los colegios electorales “que protegieron la integridad del voto” y sobre todo los policías que se encontraban en Washington ese 6 de enero, a quienes llamó “héroes que defendieron este Capitolio”.

“Me mantendré en esta brecha. Defenderé esta nación. Y no permitiré que nadie ponga una daga en la garganta de la democracia”, aseguró Biden en otra de sus claras referencias a lo sucedido ese día para que no vuelva jamás a reptirse.

No menos fuerte en sus palabras fue la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, al recordar como la turba de partidarios del ex presidente de Estados Unidos Donald Trump arremetió primero contra los miembros de las fuerzas del orden que protegieron las puertas del Capitolio ese día.

Kamala comparó ese ataque con los atentados del 11 de septiembre del 2001 y el ataque del ejército japonés, por órdenes del emperador Hiroito, a Pearl Harbor, el 7 de diciembre de 1941. Curiosamente todos estos hechos tuvieron lugar en el primer año de cada década (1941, 2001, 2021)

A ese detalle quizás se refería Harris cuando expresó:

“Ciertas fechas resuenan a lo largo de la historia, incluyendo fechas que recuerdan instantáneamente a todos los que las han vivido dónde estaban y qué estaban haciendo cuando nuestra democracia fue asaltada.”

Luego agregó:

“Lo que pretendían degradar y destruir no era sólo un edificio, por muy sagrado que sea. Lo que atacaban eran las instituciones, los valores, los ideales por los que generaciones de estadounidenses han marchado, han hecho piquetes y han derramado sangre para establecer y defender.”

Hasta el momento, Donald Trump no ha dicho nada con relación a las palabras pronunciadas este jueves por Joe Biden.

tal vez quieras leer alguno de estos otros 4 artículos con relación a lo sucedido en el Capitolio de Washington el 6-enero-2021:

EEUU: Tras el caos en el Capitolio emerge la democracia

Plataformas de streaming cambian reglas con relación a la “violencia”

Así han reaccionado algunos famosos al asalto del Capitolio

Capitolio y Trump: La secuela maldita

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA → Desde $2.99 / LBENVIAR AQUÍ
+