Se fue la Felton y Lola se despeinó

Havana
muy nuboso
29.2 ° C
29.2 °
29.2 °
74 %
5.4kmh
53 %
Vie
31 °
Sáb
30 °
Dom
31 °
Lun
32 °
Mar
28 °

Luego de una reparación casi capital, en la que se limpiaron miles de tubos (mochetas) con vistas a garantizar que no hubiese contratiempos hasta por lo menos septiembre, la Unidad 1 de la central termoeléctrica Lidio Ramón Pérez, ubicada en Felton, Holguín, se fue del aire.

Según explicó el director general de la termoeléctrica, Eric Milanés Quinzán, el problema de ahora en la la Unidad No.1 de la Felton – sí, porque los problemas son disímiles a cada rato – está relacionado con un aumento en el consumo de agua en la caldera, lo que sugiere un daño en las tuberías. Sí, en las famosas mochetas o tubos, que se hicieron virales hace aproximadamente diez días.

Esta reparación tomará al menos tres días, pues lo primero que se requiere, para poder entrar dentro de la caldera, es que esta se enfríe.

El país, ahora, enfrenta una severa crisis energética tras la avería de la única unidad activa de la Felton que tuvo que ser desconectada el 12 de junio.

Este incidente ha exacerbado los problemas de suministro eléctrico en Cuba, especialmente en la región oriental del país, donde hubo desde anoche un déficit superior a los 1,200 MW.

La Unión Eléctrica publicó un post muy positivo en sus redes sociales que, sin embargo, no aplacó la ira de los internautas, que se cuestionaron seriamente los trabajos de mantenimiento hechos en las mochetas de la Unidad 1 de la Felton, pues ahora ¡ya se rompió de nuevo!

Actualmente en la isla hay ocho unidades térmicas fuera de servicio, tres en mantenimiento y otras cinco por falta de combustible, totalizando una capacidad reducida de 600 MW. El país tiene una demanda máxima que llega a los 3,200 MW, pero la oferta actual es solo de 2,030 MW.

Toda esta situación ha forzado a la UNE a incrementar los apagones, incluso fuera del cronograma de rotación planificado, afectando gravemente la distribución de electricidad en el país, y por supuesto provoncando las consabidas molestias entre la población que lleva ya casi de manera ininterrumpida, 45 días de apagones de hasta más de 12 horas diarias.

A pesar de los esfuerzos gubernamentales por restablecer la capacidad de generación antes del verano, no hay certezas de que las mejoras sean suficientes para sostener la demanda durante los meses de mayor consumo.

La situación permanece tensa y complicada, con declaraciones de los responsables de la UNE y del Ministerio de Energía y Minas tratando de transmitir optimismo sobre la mejora en los servicios, aunque reconocen que los problemas podrían continuar.

En este contexto crítico, los cubanos se enfrentan a un verano difícil, con apagones prolongados y una falta de garantías sobre la estabilidad del servicio eléctrico. La población continúa lidiando con las consecuencias de un sistema eléctrico inestable y unas infraestructuras que requieren urgentemente una modernización integral.

tal vez quieras leer: ¡Tranquilos! El Escalade no es de Ja Rulay. Él solo estaba especulando

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+