Un hotel se levanta entre las ruinas del famoso restaurante Moscú

Havana
nubes
27 ° C
27 °
27 °
94 %
6kmh
100 %
Dom
30 °
Lun
31 °
Mar
31 °
Mié
31 °
Jue
28 °

Luego de permanecer tres décadas en ruinas, la edificación del antiguo y emblemático restaurante Moscú, ubicada en P entre Humboldt y 23, en el Vedado habanero, se transformará en un hotel, mientras avanzan las tareas constructivas que rodean la zona y que fueron circuladas en las redes por el grupo El Vedado de siempre.

En las imágenes se pueden ver las primeras intervenciones en el lugar y es posible comprobar que la calle P se encuentra totalmente bloqueada al paso de vehículos y transeúntes, debido a las tareas de demolición, las cuales borraran el último vestigio del que fuera uno de los sitios emblemáticos de la noche habanera.

Primero en los años 40 y 50, antes de la toma de poder de Fidel Castro, el entonces conocido cabaret Montmarte y casino de juegos fue uno de los lugares más exclusivos del Vedado, conocido como el París de América, y visitado por grandes figuras de las artes mundiales como Frank Sinatra y Ava Gardner, María Félix, Josephine Baker, Edith Piaf, Agustín Lara, Cab Calloway; así como por los cubanos Benny Moré, Olga Guillot, Álvarez Guedes, Rita Montaner, Tata Güines y otra larga lista.

Un usuario en Facebook, identificado como Luis Figueiras comentó que fue dealer de ruleta en los años del Montmarte hasta el momento de su cierre en 1956, un hecho coincidente con el asesinato allí mismo de Antonio Blanco Rico, uno de los jefes represivos de la tiranía Batistiana.

En 1961, cuando la política de Fidel Castro hizo desaparecer los casinos de La Habana, entonces el Montmartre se convirtió solo en restaurante y cambió su nombre por el de Moscú.

Muchos miembros del citado grupo de Facebook refirieron haber vivido momentos especiales en el restaurante Moscú , por lo cual se mostraron indignados con su futura transformación en una instalación hotelera. La edificación sufrió un colosal incendio en 1989 y desde ese momento permaneció inhabitado y en ruinas, entregado a la desidia y alojando basuras y escombros.

De hecho, varios internautas encontraron como positivo el hecho de que se dediquen esfuerzos constructivos en ese lugar, así sea para darle un nuevo significado y propósito a la edificación. Muchas personas que transitaban y se detenían bajo los aleros del otrora restaurante ponían en peligro su integridad física debido al desprendimiento de aleros y el pésimo estado de inmueble.

No obstante, usuarios como la crítica y curadora de arte Sandra Contreras Tablada aseguró: “Eso no es para nada una buena noticia. Buena noticia sería no haberlo dejado por décadas en el estado que se encontraba. Buena noticia sería, si no reconstruirlo, lo que seguro es imposible en este momento, pues levantar viviendas para la población, que mucha falta hacen”.

Precisamente, la mayoría de las personas coinciden en el criterio de haber destinado esa edificación emblemática a la realización de viviendas para tantas personas damnificadas o asistidas por la seguridad social y en espera de mejores espacios de vida.

“En vez de gastar esa inversión para que los que no son cubanos lo disfruten, debieron haberla restaurado para su rescate, o haber ayudado a miles de familias de las que hoy duermen con un ojo abierto para vigilar no ser aplastados por un pedazo de techo”, puntualizó Daymar Araujo Mojena.

En tanto Yoandris Columbie declaró que es el fondo habitacional del país al que debería destinar recursos el estado “para que no muera más gente en los derrumbes habaneros”, precisó.  

Contrario a lo que algunos piensan no es solo en Centro Habana y la Habana Vieja donde se pueden presenciar edificaciones sostenidas en pie casi por obra divina. De hecho, el propio Vedado, considerado antes de 1959 como una de las zonas más fastuosas de la capital, ha venido cediendo ante la desidia.

Sonia Lamazares pide que sin ofender a nadie, el grupo de Facebook donde se publican las fotos debiera llamarse el Vedado de antes “porque actualmente es Plaza de la Revolución, ahora semidestruida, decadente y otros muchos adjetivos más. Esto es una realidad imposible de negar. Yo viví hasta 1967 allá y en tan temprana fecha ya se comenzaba lentamente a deteriorar aquel Vedado donde viví”, asegura.

Por otro lado, personas menos preocupadas con el valor patrimonial de la edificación, así como con la historia perdida cuando quede demolido el edificio y se le otorgue un nuevo significado turístico, se preguntan si el futuro hotel llevará el nombre de Moscú o Montmarte.

Mientras otros aseguran que su inauguración acontecerá para 2030, año en que el ministro del sector prometió la consecución de nuevos planes para el desarrollo de turismo en el país.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+