Cubano estuvo 13 horas en una cola, ¡pero consiguió!

Havana
algo de nubes
32.2 ° C
32.2 °
32.2 °
55 %
3.6kmh
20 %
Sáb
32 °
Dom
30 °
Lun
30 °
Mar
28 °
Mié
30 °

Llegó a las 5:00am y se marchó de allí a las 6:24 pm, pero con la misión cumplida. La historia de este cubano no es digna de aparecer en un libro de récords pues es historia cotidiana en la isla. Trece horas en una cola, sin dormir, es un buen average pero…

Sucedió en el bodegón de 7ma y 42. Un «bodegón» de los pocos que todavía vende en moneda nacional. El internauta cubano conocido como Eduardito Q-Riquera, un joven valioso a quien a cada rato vemos en Facebook organizando campañas de activismo para recoger dinero, alimentos o recursos para entregar a personas vulnerables, llegó al bodegón a las cinco de la mañana y estuvo exactamente 13 horas 24 minutos entre la cola y la compra.

La compra, de hecho, la hizo en 24 minutos. El resto del tiempo, las 13 horas, fue en la cola.

Por suerte se marchó, sino contento del todo, tampoco contrariado. Pudo «cargar» compotas, picadillo de res y de pavo; sardinas y mantequilla. «Escoltado» a la salida por un afiche de Fidel Castro en una de las vidrieras donde puede leerse:

«Unidad, compromiso y victoria»

Llegar a las 5am – que implica más o menos levantarse a las 4am – se ha convertido para muchos en el recurso para poder acceder a determinados alimentos en no pocas tiendas de La Habana y de todo el país.

La pregunta lógica aquí es: ¿a qué hora llegó el primero de la cola? Ese que salió a las 8:30am, o 9:00am, o 9:30am a más tardar sin duda debe haber madrugado. Dormido en la acera (o en un árbol)

«Hay gente que marca la cola desde el día anterior. No cuando cierra la tienda, no, la marca estando la tienda abierta. Los he visto marcar apenas terminan de repartir los turnos. Están ahí tres cuatro horas. Cuando ya la cola tiene diez personas, piden «permiso para ir a la casa», van, se bañan, comen, regresan y pasan toda la noche,» dice desde La Habana, una colaboradora del blog, Sairelys.

Eduardito por suerte, resultó afortunado en esa especie de «bombo» que se sortea cuando te levantas temprano para hacer la cola en una tienda, con la incertidumbre de si alcanzas o no.

Sandra, otra colaborada nuestra, un día se levantó a las 5am para entrar a Palco, y no alcanzó. Al otro día se levantó media hora antes y tampoco. Al tercer día, se levantó a las 4am y sí pudo ser «de las últimas en entrar».

Salió de allí a las tres y tanto pm, luego de once horas en una cola, para comprar un poco de picadillo, pasta y aceite.

Estuvo una hora frente al cajero para pagar porque, a esa hora, el POS se desconectó.

tal vez quieras leer: Cuba: ni cómodo se puede pagar en MLC

Déjanos tu opinión

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA → Desde $2.99 / LBENVIAR AQUÍ
+