Yasiel Puig y su adiós a las Grandes Ligas

Havana
nubes dispersas
22.2 ° C
22.2 °
22 °
100 %
1kmh
40 %
Jue
28 °
Vie
28 °
Sáb
27 °
Dom
27 °
Lun
26 °

Yasiel Puig ha mostrado mucho talento dentro del terreno de béisbol, como «virtudes» para tener problemas fuera de este.

No importa ni importará que Yasiel Puig le quite el forro a cuanta pelota conecte en la Liga de Béisbol Profesional de Korea (KBO). Así logre batear para 500 de average; conecte 30 jonronres e impulse 100 carreras año tras año, él mismo, nadie más, le ha dicho ADIÓS a sus deseos de regresar a las Grandes Ligas.

Por estas horas ya todos lo saben. «Crazy Horse», el hombre que tomó en el año 2013 las Grandes Ligas por asalto con sus jonrones, atrapadas en el RF y su brazo espectacular, capaz de enfríar al más rápido corredor que se atreviese a ganarle una almohadilla, se ha declarado CULPABLE de mentir en un caso que involucra una investigación sobre apuestas ilegales.

«Algo que todos hacen», dirán muchos. Sí, es cierto. Los norteamericanos gastan entre $60 billones y $150 billones al año en apuestas deportivas ilegales; pero ni siquiera en las que son legales y reguladas, a los peloteros, árbitros, empleados y ejecutivos de equipos de la MLB les tienen prohibido apostar.

Y no fueron una ni dos. Según las investigaciones hechas, Yasiel Puig participó de alguna manera o estuvo vinculado directamente, en al menos 899 apuestas ilícitas; lo cual hizo mediante una red de apostadores deportivos entre los meses de mayo y septiembre de 2019.

Según la fiscalía, el cubano que ya había salido por la puerta de atrás de su fructífera estancia en los Dodgers de Los Ángeles, apostó al fútbol, ​​tenis y baloncesto.

Si bien el informe no menciona que Puig le haya apostado al béisbol, las directivas son claras: no puede apostar a ningún deporte.

Y además mintió, al preguntársele.

Esta situación, sin dudas, significará definitivamente el fin de la carrera deportiva en las Grandes Ligas del jardinero cubano Yasiel Puig, quien venía mostrando ganas en la Liga Koreana de Béisbol, con pretensiones de volver a la MLB.

Ahora, esas esperanzas, parecen desvanecerse.

Puig le habría mentido con anterioridad a los agentes federales durante la investigación que estos venían realizando sobre las apuestas ilegales en el sistema de la MLB.

Ahora, Puig se declaró culpable de mentir a agentes federales durante una investigación sobre una operación de apuestas ilegales.

Así lo señaló un comunicado público emitido por la Oficina del Fiscal Federal en el Distrito Central de California dado a conocer este lunes 14 de noviembre de 2022.

Y pudiera hasta ir a la cárcel.

El delito de mentir mediante declaraciones falsas, a autoridades federales, se considera un felonía grave; y es sancionable hasta con cinco años de cárcel. Si va a prisión o no, habrá que esperar hasta marzo de 2023.

Cinco años, cuatro, tres, o dos, del béisbol, también pudieran significar un adiós.

Puig, natural del municipio de Palmira, en la provincia de Cienfuegos, no ha sabido congeniar su calidad deportiva con su actuar fuera del terreno de béisbol. Que se conozca, ha sido dos veces arrestado por ir a exceso de velocidad. Estuvo involucrado además en una trifulca en un bar de la Florida.

Por si fuera poco, su nombre figuraba en una demanda por una supuesta agresión sexual que tuvo lugar en agosto de 2018.

Su carácter «explosivo» fuera del terreno fue lo que prácticamente lo mandó de cabeza a Corea del Sur a jugar béisbol, si bien calidad para seguir jugando en las Grandes Ligas tenía – tiene – de sobra. Pero, ningún club quería «jugársela» con un jugador tan problemático en el banquillo.

«[Es] – dijo el periodista Francys Romero -, “una pena absoluta esa falta de correspondencia entre el talento en el campo y las malas decisiones fuera del juego”.

Yasiel Puig acordó pagar una multa de al menos 55.000 dólares como compensación inicial y se presentará este martes ante un juez para iniciar el proceso.

Muy probablemente, indica Francys Romero también, este proceso sea su adiós a las Grandes Ligas.

Con 31 años y una gran actuación en esa pelota asiática esta temporada, y un comportamiento hasta el momento «impecable» allí, donde las leyes parecen más estrictas, muchos creyeron que su regreso a las Grandes Ligas era inminente.

De hecho, si Puig terminó allí fue más bien debido a una fatalidad. Contrajo el coronavirus cuando parecía que los Bravos de Atlanta lo traerían a su roster.

Ahora, sus días en la MLB pudieran haber llegado a su fin. Y quien sabe si aquellos en la KBO también.

Aunque no le haya apostado a un juego de béisbol.

tal vez quieras leer: Otro remero cubano enfila su proa hacia los EEUU

 

 

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA → Desde $2.99 / LBENVIAR AQUÍ
+