Primer Ministro de Cuba ordena a vehículos estatales apoyar en transportación de pasajeros

Havana
algo de nubes
27.2 ° C
27.2 °
27 °
89 %
2.6kmh
20 %
Lun
32 °
Mar
31 °
Mié
31 °
Jue
31 °
Vie
28 °

El primer ministro cubano, Manuel Marrero Cruz, se sacó un conejo de su chistera y viajó en la máquina del tiempo para encontrar una solución a un problema viejo y acuciante que tiene locos, de la mano y corriendo, al gobierno cubano desde hace ya más de seis décadas: el transporte.

¿Qué hizo o encontró, con su varita mágica el Primer Ministro cubano? Pues la panacea al transporte en Cuba. O eso cree él.

Nada nuevo. Lo que hizo fue ordenar a los conductores estatales apoyar en la transportación de pasajeros del país, aunque bien pudiera decirse «en la NO transportación», porque es de todos sabido el grave problema que esta rama presenta.

En un hilo de Twitter el funcionario dijo que «es imprescindible el uso del transporte estatal en apoyo a la transportación de pasajeros (…) en medio de la compleja situación que vive nuestro país», a añadió que estuvo en contacto con el ministro de Transporte, Eduardo Rodríguez Dávila, para darle las orientaciones pertinentes, dirigidas a «organizar la correcta aplicación de la medida».

Según se puede leer en su hilo de Twitter el Primer Ministro Marrero Cruz, los jefes de organismos estatales a todos los niveles deberán garantizar el cumplimiento de la medida, y en el final de uno de los tuits señalaba que, la violación de esta disposición «se considerará una indisciplina grave».

Cuba atraviesa una profunda crisis con el transporte, que se manifiesta en todas las provincias, todos los municipios y todas las esferas del país.

Ministerios y Organismos, con excepción de los vinculados a las Fuerzas Armadas, el Minint y la PNR, y el turismo, sufren con la carestía de medios de transporte; o en el caso que los hay, con la poca disponibilidad, o escasa, del combustible para mover los mismos.

Sin embargo, ni siquiera a muchos de esos vehículos se les pudiera llamar «medios de transporte». En La Habana no se ven, pero por los campos cubanos circulan las llamadas «guarandingas», verdaderos artefactos de transporte; sin contar con los «clones», que no son otra cosa que vehículos de un tipo «injertados» en otros, hechos por una mano chapucera y apurada que, toma partes de un vehículo y las acopla a otro a veces, sin la seguridad o garantías necesarias.

tal vez quieras leer: Gobierno busca mitigar crisis de transporte con bicicletas

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+