Los cubanos comenzarán 2022 sin libreta de abastecimiento por falta de materias primas

Havana
algo de nubes
33.2 ° C
33.2 °
33.1 °
43 %
3.6kmh
20 %
Vie
31 °
Sáb
30 °
Dom
31 °
Lun
32 °
Mar
31 °

Los cubanos comenzarán 2022 sin libretas de abastecimiento por falta de materias primas

Las carencias en Cuba han llevado a suplir con importaciones hasta los más mínimos recursos para el funcionamiento de las instituciones y entidades oficiales, hasta el punto que recientemente el gobierno consideró un triunfo que las tizas para el sistema educativo fueran fabricadas completamente en el país, y se haya debido importar azúcar para el consumo de los ciudadanos ante los débiles resultados de las últimas zafras.

Ahora es el turno de la cartilla de racionamiento, más conocida como libreta de racionamiento, cuyos ejemplares correspondientes al 2022 que está a punto de comenzar, no podrán ser distribuidos entre los cubanos por “los atrasos en la importación de la materia prima para la impresión, confección y distribución” de este documento, según refiere nota publicada en el oficial diario Granma.

Si bien está claro que para imprimir y confeccionar las “libretas” se requiere al menos tintas, papeles y presillas de metal, la nota no precisa cuáles recursos deben ser adquiridos en el extranjero para “distribuir” las libretas una vez terminadas. ¿Combustible, embalajes, gomas, vehículos, sogas?

Para no detener la venta de “los mandados” —como se conoce popularmente la canasta básica, más bien mínima, que se le provee a la ciudadanía para sus necesidades alimenticias— “se tomarán medidas que le permitan a la población de las provincias adquirir sus productos hasta tanto se restablezca la emisión de nuevas libretas”, según refiere la nota citada, propósito que se prevé “no exceda del 30 de enero de 2022”.

Una vez que sean entregadas las libretas del año 2022 al arribo de los recursos del extranjero para su confección y su distribución, se actualizarán estas anotaciones de las ventas realizadas,

El método a seguir para no detener ni retrasar la venta de los productos en las bodegas es detallado en el texto de Granma: “Se ejecutarán las anotaciones de enero en la libreta de 2021, empleando los renglones disponibles en las hojas de enero y febrero”, por lo que los cubanos no deben desechar aún la libreta que poseen actualmente.

Para evitar equívocos, se “procederá a tachar los productos adquiridos en 2021 antes de realizar las anotaciones de 2022” y se “plasmará en las anotaciones el número 22, para significar el año al que corresponden, después el producto, la cantidad para despachar y la fecha de la compra”.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+