Leo, el recluta que pensaba ser neurocirujano antes de desaparecer en el incendio de Matanzas

Havana
nubes dispersas
30.2 ° C
30.2 °
28.1 °
70 %
5.1kmh
40 %
Sáb
30 °
Dom
30 °
Lun
28 °
Mar
28 °
Mié
30 °

Leo Alejandro Doval del Prado es el nombre de uno de los jóvenes que por el momento figuran en listas no oficiales de los reclutas desaparecidos en el incendio de la Base de Supertanqueros en Matanzas. 

El muchacho de 19 años cumplía el servicio militar activo en el Comando 3 de Bomberos del Aeropuerto Internacional Juan Gualberto Gómez cuando al igual que sus compañeros recibieron las ordenes de un superior y debieron enfrentar el siniestro en la primera línea, a pocas horas de que se desencadenara el suceso. 

Fue la tía del recluta, Yunia Doval, quien confirmara en redes sociales la noticia de su desaparición y asegurara que ella no lo quería como un héroe, sino que lo prefería como un simple cobarde y saberlo con vida. “Si llegaras ahora diciendo que de repente te tornaste cobarde, rebelde, desafiante y te bajaste del cambión de bomberos, porque en definitiva, tú no eres uno de ellos, tú serías un neurocirujano”, escribió la tía. 

A pesar de que únicamente en las primeras horas del siniestro las autoridades se refirieron al número de 17 desaparecidos, y luego la redujeron a 14 con la aparición de un fallecido y la presencia de otros dos bomberos en estado crítico; la situación de estas personas y la manera en la que cada uno de ellos llegó al incendio no ha sido contada por el gobierno, ni por los medios oficiales. 

Según el relato de quienes lo conocieron, Leo era un muchacho estudioso, con un camino próspero por delante y un par de sueños bien definidos. Al menos eso aseguraba él mismo a quienes lo rodeaban antes de que fuera obligado a integrar las filas de reclutas del servicio militar en Cuba.    

“No hay palabras de aliento. No hay condolencias, no hay nada. Por favor no más sacrificios, no más víctimas. Me siento como una basura sin hacer nada por evitar que cosas como estas sucedan. No más”, escribió una persona en el post de Yunia Doval. 

“Deberías haber estado en la universidad persiguiendo tu sueño de ser neurocirujano y no pasando un servicio militar estúpido. A una guerra no se manda al soldado sin fusil, eso fue lo que hicieron contigo. Lo peor es que no he visto tu rostro en la televisión, quizás porque hablar de esos jóvenes víctimas del servicio militar no conviene”, escribió Javier Moares, un muchacho que ni siquiera conocía a la víctima pero quiso mostrar solidaridad a su familia. 

Entre tanto en redes sociales crece la etiqueta #Noalserviciomilitarobligatorio que busca derrumbar el hecho de que jóvenes con un futuro por delante deban someterse al menos un año a esa tarea.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA → Desde $2.99 / LBENVIAR AQUÍ
+