Gobierno cubano quiere encarcelar a quienes vendan dólares

Havana
nubes dispersas
23.2 ° C
23.2 °
23.1 °
100 %
0.5kmh
40 %
Lun
29 °
Mar
31 °
Mié
30 °
Jue
31 °
Vie
28 °

Con la próxima entrada en vigor del nuevo Código Penal, el gobierno cubano seguirá dejando sin opciones a los cubanos que no tengan formas de acceder legalmente al dólar o no cuenten con familiares en residentes en el extranjero que puedan ingresar divisas en las conocidas tarjetas MLC, con las cuales se pueden adquirir productos de primera necesidad y alimentos que están vedados a una gran porción de la ciudadanía de la isla.

El artículo 316.1 de este anteproyecto de ley, publicado el 20 de enero en la página web oficial del Tribunal Popular Supremo de Cuba, establece la sanción “privación de libertad de dos a cinco años o multa de quinientas a mil cuotas o ambas” a quien “haga operaciones de cambio en mercados negros de monedas nacionales o extranjeras o por canales distintos a los legalmente establecidos” (inciso g), con el objetivo evidente de regular desde la presión legal la gran inflación provocada en Cuba por la fallida Tarea Ordenamiento.

Hasta ayer 30 de enero, en el mercado informal cubano, el dólar se cotizaba a 100.00 pesos la unidad, el euro a 110.00 y el MLC electrónico en 98.50, acorde el seguimiento diario que ofrece el medio alternativo El Toque.

Ya que el gobierno de Miguel Díaz-Canel Bermúdez no ofrece contrapropuestas en la red oficial de Casas de Cambio CADECA para regular con efectividad tales tasas e imponer el cambio oficial estipulado de 24×1, estas demarcan la realidad monetaria y cambiaria cubana.

Sin pretextos más que el embargo comercial de los Estados Unidos, el Banco Nacional de Cuba ha negado varias veces cualquier intención de vender divisas a los ciudadanos y el nuevo Código Penal también penalizará a quien “venda o, por cualquier medio ceda, trasmita o adquiera moneda, cheque, giro, cheque de viajero o cualquier otro efecto de crédito análogo denominado en moneda extranjera, infringiendo las disposiciones legales” (inciso e), a quien “exporte o importe moneda o valores públicos nacionales, con infracción de las disposiciones legales” y a quien “haga pagos a cuenta de otra persona contra reembolso en el extranjero o realice cualquier otro servicio con análogo fin” (inciso f).

Ya en 2004 el Banco había finalizado la circulación del dólar, sustituyéndolo por el CUC, cuyo final fue decretado a inicios de 2021 como cumplimiento de la promesa hecha años antes por el general Raúl Castro de terminar con la doble moneda. Cuando en realidad se estableció un retorno del dinero “duro” pero estrictamente limitado a un sector de la población, en lo que se ha calificado como “apartheid monetario” de clara vocación discriminadora, y clasista.

Los que por obra del destino contaran con familiares o amistades cercanas residiendo fuera de Cuba, podrán comprar en las tiendas en MLC que cada vez aumentan su número. Y quienes no, sencillamente deben conformarse con esta situación que los reduce a ciudadanos de segundo orden, incapacitados de todas las maneras para adquirir divisas.

Esta situación ha desatado una intensa red de compraventa de divisas en Cuba, que ya ha emulado las tasas de cambio informalmente formales de los años noventa, cuando el dólar llegó a costar unos 164 pesos cubanos. Y todo parece indicar que estas cotas están más cerca que lejos.

Los funcionarios del gobierno defienden esta estrategia aduciendo débilmente que con el dinero recaudado se garantiza una mermada canasta básica que ha delatado fuertes carencias en los últimos meses, con la desaparición de rubros normados como la leche en polvo para menores de edad, que serían potencialmente adquiridos con las divisas de las tarjetas MLC.  

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+