¿Por qué la escasez de combustible en Cuba?

Havana
algo de nubes
23.2 ° C
23.2 °
23.1 °
83 %
2.6kmh
20 %
Mar
28 °
Mié
28 °
Jue
28 °
Vie
27 °
Sáb
25 °

Recientes demostraciones en La Habana y Matanzas de una posible crisis con el combustible en Cuba pudiera tener origen en dos causas bien focalizadas: las conversaciones «petroleras» entre Nicolás Maduro y Joe Biden; y la guerra de Rusia con Ucrania.

No hay efecto sin causa, reza el viejo refrán, y la periodista cubana Nora Gámez nos lo recuerda en su artículo para el Miami Herald. En todo caso, añadan un tercero – dicho por ella y con el cual hay que coincidir totalmente. La economía cubana se mueve, como chiringa, según soplen los vientos «petroleros».

Que EE.UU. converse con Nicolás Maduro y acuerde con este la compra de petróleo para sustituir el que compra de Rusia, pudiera afectar al suministro medianamente estable que Venezuela, – ya no se sabe si en calidad de crédito imperecedero o regalo, o de alivio «petrolero» porque ya no tiene dónde almacenarlo – le ha estado enviando a Cuba.

Pero, Maduro es el presidente de Venezuela, no de Cuba. Sus problemas están por el Orinoco, no por el Toa. Que EE.UU. le compre petróleo, muy provechoso le puede resultar a la maltrecha economía venezolana, y así el dictador podrá mantenerse un poco menos incómodo en su silla de Miraflores.

Cuba, mientras, reza porque Venezuela no le venda todo el combustible a EEUU y «cumpla» con sus compromisos, si bien ella es la que regularmente suele incumplir en los pagos.

El Herald señala que «Cuba nuevamente está atrapada en el fuego cruzado de una confrontación geopolítica entre potencias extranjeras más grandes», pero el problema parece ir más allá de cohetes y amenazas.

«A diferencia de Maduro, que controla las grandes reservas de petróleo de Venezuela, Cuba tiene poco que ofrecer para que Estados Unidos,» señala el diario. Y este es un asunto clave para entender el problema.

Cuba siempre en crisis con el combustible; aunque tenga.

Sin el combustible venezolano, Cuba no subsistiría. Cuba solo tiene su posición geográfica, de sumo interés para Rusia, que ofrecer a cambio; pero la posición, si bien preocupa a EE.UU., puede preocupar a Venezuela.

Eric Farnsworth, vicepresidente del Consejo de las Américas en Washington, citador por Gámez en su artículo cree que «si se reanudan las conversaciones de Estados Unidos con Maduro, Cuba podría beneficiarse del aumento de la producción de petróleo en Venezuela.»

Su explicación parte de este argumento expresado después:

“Si obtiene más recursos para el régimen de Maduro, enviará cantidades cada vez mayores de petróleo a Cuba”, dijo Farnsworth, que luego hace un señalamiento a tomar en cuenta.

Lo cierto es que, eventualmente, una Cuba sin recursos pero sin socialismo ni comunismo, pudiera y tiene mucho que ofrecerle a los EE.UU.; pero el régimen de La Habana se resiste a abandonar el barco del comunismo; y ahora, menos aún, que está sumamente endeudada con Rusia.

Que en Cuba escasee el combustible ahora mismo, pudiera explicarse desde el punto de vista de que las autoridades en La Habana tengan previsto un escenario complejo, en el que Rusia salga derrotada de este conflicto económico mundial y Venezuela, termine supliendo de combustible a EE.UU. en detrimento de Cuba lo cual parece un poco imposible.

Sin embargo, lo acontecido en días pasados con el barco Eco City of Angels, y cuyo «fenómeno» aborda Gámez en su nota para el Herald, nos indicaría que Cuba está siendo demasiado cautelosa.

Cuando EE.UU. bloqueó sus compras de crudo a Venezuela, y Venezuela se quedó sin depósitos para su combustible, ¿qué hizo? mandarlo para Cuba.

Igual pudiera hacer Rusia, parece decir otro experto consultado por el Herald, como lo es Jorge Piñón, director del Centro de Política Energética y Ambiental Internacional de la Universidad de Texas en Austin.

Eco City of Angels salió de Rusia el pasado mes de febrero cargado de petróleo rumbo a los EE.UU. Cuando Biden decretó el cese de las compras de crudo a Rusia, el barco, lejos de regresar a Rusia, «cambió de rumbo y terminó en Cuba,» dice el Herald.

Estaba anclado en Panamá y antes de seguir pagando estadía, recibió órdenes de dirigirse a Matanzas.

Allí, dice Piñón, hay «una importante capacidad de almacenamiento», que menciona además que no es el único puerto cubano con capacidad de almacenamiento de combustible.

“Cuba puede desempeñar el papel de centro de almacenamiento o refinación del petróleo ruso, ya que la refinería de Cienfuegos se construyó para procesar el petróleo de los Urales de Rusia”, dijo el experto, que se basa para su análisis en un dato objetivo: como el petróleo ruso permanece inactivo en los petroleros y en los puertos de todo el mundo debido a las sanciones de EE. UU., Cuba pudiera ser un beneficiado.

Expuestas ambas razones, la escasez de combustible en la isla se debe más que nada a la cautela previsora de su gobierno, que en los últimos dos años ha vivido una crisis sin precedentes. Sin el dinero de las remesas, sin el dinero del turismo, sin viajes de cruceristas americanos, o de cubanos americanos desde la Florida, las siempre escuálidas arcas financieras de La Habana se han resentido el impacto de la pandemia de Covid-19 más allá de sus enfermos y fallecidos.

De hecho, experimentaron un gravísimo hecho, nunca antes vivido por ellos, el pasado 11 de julio, cuando miles de cubanos se lanzaron a las calles en señal de protesta cuando, además de todo lo dicho, comenzó a fallar el fluido eléctrico, debido al depauperado estado de sus centrales eléctricas.

Lo cierto es que entonces, había combustible en la isla, que todas las semanas abre la boca de sus puertos para tragar todos los tanqueros que vienen desde Venezuela cargados de diésel. Ahora, puede que lo esté almacenando también.

La crisis con el combustible en Cuba no está dada porque no haya combustible en el país, sino porque deberá existir un reajuste y Cuba está a la espera, de lo que pueda pasar con Rusia, y lo que salga de las conversaciones entre Maduro y los EE.UU.

Otra vez el papalote cubano se mueve a merced del viento. Esta vez de vientos «petroleros».

Y así lo cree Herrero también, quien al cierre de la nota del Herald señala:

“Cuba todavía depende en gran medida de Maduro para sus necesidades energéticas. Eso no va a cambiar. Creo que Cuba se verá afectada por lo que suceda entre Estados Unidos y Venezuela”.

tal vez quieras leer: Identifican y buscan a racista en la Florida

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA → 44LB x solo $79ENVÍA AQUÍ
+