Parlamento de Madrid aprueba resolución en defensa de los derechos humanos en Cuba

Havana
nubes dispersas
26.2 ° C
27 °
26.2 °
94 %
2.1kmh
40 %
Jue
32 °
Vie
32 °
Sáb
32 °
Dom
32 °
Lun
28 °

La Asamblea de la Comunidad de Madrid, con mayoría del Partido Popular (PP) aprobó una resolución que solicita al Gobierno de España que abra la Embajada en La Habana a «todos los defensores de los derechos humanos y las libertades» residentes en el país, y que el Ejecutivo trabaje para que el gobierno cubano libere a «todos los detenidos por causa de sus ideas», cesando todo tipo de la represión.

A través de esta «proposición no de ley», según el término jurídico exacto, la mayoría conservadora del parlamento madrileño solicita al gobierno de Pedro Sánchez, del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) que reconozca oficialmente la condición de dictadura del poder en Cuba, la cual “atenta contra los derechos humanos y las libertades de sus ciudadanos» dado su fracaso como régimen, “como sucede siempre con todo proyecto socialista allá donde se instaura».

Los parlamentarios expresan también en la resolución que los cubanos están necesitados de toda la ayuda internacional posible para que «puedan ejercer en su propio país los derechos a la libre expresión, reunión, asociación y manifestación sin ser reprimidos por sus gobernantes», por lo que se “insta al gobierno regional a continuar apoyando a los más de 23.000 cubanos residentes en la Comunidad de Madrid en su lucha por la libertad y la democracia, ya que nada de lo que sucede en Hispanoamérica es ajeno a España, y mucho menos a Madrid» 

‌En la defensa del documento, la diputada Almudena Negro solicitó a la izquierda española que no opte por mantener la posición «de perfil» escogida por el actual presidente Pedro Sánchez, quien siempre ha evitado referirse » a Cuba como lo que es», defendiendo el carácter socialista del gobierno cubano, donde lo único abundante es «hambre, miseria y crímenes».

 «No puede ser que la sociedad libre mire hacia otra parte», sentenció Negro, secundada por Rocío Monasterio, diputada por el partido Vox, de extrema derecha, descendiente directa de cubanos, de padre oriundo de la ciudad de Cienfuegos.

Monasterio definió al comunismo como la «ideología más perniciosa de la historia de la humanidad» y abundó sobre su reciente reunión con ex presos políticos cubanos cuya historia está recreada en la película Plantados de Lilo Vilaplana, estrenada esta semana en unos cincuenta cines españoles. Los ex reclusos contaron que al entrar en las cárceles de entonces sus guardianes les advertían que a partir de entonces dejarían de existir. «Esto es el comunismo: dejar de existir», afirmó Monasterio.

Monasterio además cuestionó por qué el gobierno español se niega “a firmar que se suspendan los acuerdos de cooperación”, proponiendo suspender toda colaboración e inversión con empresas estatales cubanas y declarar un embargo a las armas compradas por el Estado cubano a la nación ibérica.

Jacinto Morano, representante del partido Podemos votaron en contra de la resolución, argumentando que se trata de una forma de injerencia internacional en la política de Cuba, mientras que en nombre del también izquierdista Más Madrid, el diputado Hugo Martínez Abarca aseguró que este partido «no apoya ninguna dictadura, sin ninguna excepción, sin ningún matiz», y rechazó la patente «vulneración de los derechos que se está produciendo en Cuba».

El gobernante PSOE prefirió abstenerse en la votación, y sus diputados criticaron el hecho de que el Partido Popular (PP) está empeñado “en hablar de lo que sea, menos en hablar de Madrid», prefiriendo otros temas menos locales.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+