Niña sobrevivió a la Covid19 con un alfiler en los pulmones

Havana
algo de nubes
21.2 ° C
21.2 °
20.9 °
100 %
0.5kmh
20 %
Vie
29 °
Sáb
30 °
Dom
31 °
Lun
30 °
Mar
28 °

Con 11 años de edad, Jennifer Guevara Martínez tragó un alfiler que terminó alojado en sus pulmones. El miedo, la incertidumbre y el test positivo a la Covid 19 vendrían después. “Yo pensé que mi niña se moría”, contó la madre al diario Granma.

Maricela Benítez Acosta dijo que el 7 de octubre marcó su vida para siempre. Su hija llevaba siete días con ese objeto extraño amenazando sus órganos vitales. Abierto y con las dos puntas hacia arriba, el alfiler permanecía tan intrincado en el interior de la niña que ninguno de los procederes que le fueron realizados en un hospital de Las Tunas consiguió sacarlo.

Luego de que fuera remitida hacia La Habana para intentar otros manejos de acuerdo con su situación, aquel 7 de octubre en que llegó al hospital William Soler fue diagnosticada como paciente positiva a la covid 19.

Tanto ella como su madre permanecieron entonces bajo los cuidados estrictos que supone la enfermedad, mucho más teniendo en cuenta que en su condición cualquier lesión pulmonar podría resultar fatal.

Sin embargo, en este caso, la Covid 19 no era precisamente la peor enemiga de la niña. El alfiler que permanecía dentro de su cuerpo lo era más y hasta ese momento se había resistido incluso, a una broncoscopia, el proceder requerido en estos casos por ser menos invasivo y peligroso que una cirugía, según indicó la doctora Dairys Blanco Gómez, una de las responsables del caso.

Cuando Jennifer finalmente dejó de portar el virus, el equipo médico decidió arriesgarse hacia otra broncoscopia rígida videoasistida, aún bajo la amenza de complicarse durante el proceso y requerir la intervención de cirujanos y anestesiólogos.

Cuarenta y cinco minutos después, probablemente los más largos y dolorosos en la vida de su madre, la niña salía del salón respirando por sí misma y con sus pulmones estuvieron libres del alfiler que los amenazaba.

“Ella está en perfectas condiciones y el trato de los médicos fue maravilloso. Yo solo puedo decir gracias”, suscribió la mamá.

Desde su fundación en 1960 el hospital William Soler es puntal en la asistencia pediátrica en el país y sobre todo en lo concerniente a la especialidad de cardiología.

No obstante, es el único centro del país que ofrece cirugías pediátricas de vía aérea, espinal, de glaucoma y catarata, así como otras complejidades neonatales y transplantes hepáticos.

Hasta octubre del pasado año, según indica la nota de Granma, el hospital atendió 5215 ingresos de pequeños de todas las provincias del país. Mientras que en el cuerpo de guardia de urgencias fueron tratados 61 762 pacientes.

Déjanos tu opinión

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA → Desde $2.99 / LBENVIAR AQUÍ
+