El envejecimiento en Cuba es una conquista de la Revolución, dice Díaz-Canel

Havana
nubes dispersas
31.2 ° C
31.2 °
31.2 °
62 %
3.6kmh
40 %
Dom
30 °
Lun
30 °
Mar
28 °
Mié
30 °
Jue
27 °

El mandatario de una de las naciones más envejecidas de América Latina, Miguel Díaz Canel, dijo que el envejecimiento poblacional es una conquista.

“Un resultado de lo que ha hecho la Revolución en todos los ámbitos, empezando por la salud, pese a ser un país pobre y bloqueado”, puntualizó Diaz-Canel durante su encuentro ayer con miembros de la Academia de Ciencias de Cuba.

En tanto, el Dr. Alfonso Fraga sostuvo, a tono con el presidente, que “el envejecimiento de un ser humano, de un cubano o cubana, es el triunfo de la vida sobre la muerte, y en eso Cuba es un ejemplo mundial”.

Mientras que un usuario en Twitter, @vergara_raydel, les contestaba a ambos: “el envejecimiento en Cuba es una derrota, es el resultado de que las parejas no quieran tener más de un hijo y en algunos casos ninguno; y los jóvenes se van del país quedando solo  los viejos, todo por la miseria y el hambre a que tienen sometido a este país”.

 

Durante el encuentro del dirigente político con los científicos cubanos, el director del Centro de Estudios Demográficos de la Universidad de La Habana, Antonio Aja Díaz resaltó que los factores reales de esa situación en el país son la baja natalidad, la mortalidad y las migraciones.

El envejecimiento no se revierte, ni se enfrenta; simplemente se le atiende, puntualizó el catedrático, quien además señaló que a Cuba no le quedaba más alternativa que potenciar los nacimientos.

Entre noviembre de 2017 y enero de 2018 se realizó la II Encuesta Nacional sobre envejecimiento de la población, precisó el diario Granma. En el estudio se pudo comprobar que la población de 50 años y más había ascendido en la isla a más de cuatro millones.

Con lo cual, para 2050 Cuba será el país más envejecido de América Latina con el 34, 9 por ciento de su población, según los cálculos de la Oficina Nacional de Estadística e Información.

Sin embargo, los dos factores principales que podrían revertir ese pronóstico se muestran cada vez más difíciles.

La natalidad se resiste a aumentar y los mismos jóvenes en edad fértil piensan en un buena parte en emigrar antes que en hacer familia en el país.

En la encuesta citada por el diario Granma y realizada hace tres años es posible constatar que desde entonces las pensiones a través de los regímenes de seguridad y asistencia social para estas personas son por lo regular insuficientes y más teniendo en cuenta las nuevas condiciones de inflación que atraviesa el país y la hegemonía de la nueva moneda libremente convertible.

“Desde la percepción de la gran mayoría de los encuestados, los montos recibidos resultan insuficientes y eso impone determinados límites en sus vidas cotidianas, como es por ejemplo, poder adquirir o reparar la vivienda, hacer viajes o excursiones, ayudar a hijos y familiares, comprar equipos electrodomésticos”, sostenía por entonces la nota del órgano oficial del partido comunista.

En el post dejado en Twitter, donde el mandatario comunista resaltaba la supuesta conquista de la Revolución y aseguraba que “al desafío de la dinámica demográfica estaremos dando total prioridad en el 2022”, el usuario @MolfoEl le contestaba: “Envejecer dignamente, eso sería un logro, los ancianos en Cuba no tienen viviendas confortables, medicinas, dietas balanceadas, no pueden disfrutar de vacaciones, no les alcanza la jubilación, ni para un par de zapatos, andan en harapos, vendiendo lo que sea para mal vivir”.

Una joven profesional emigrada, quien reside actualmente en los Estados Unidos, declaró a este medio que “tristemente, el mejor destino de los adultos mayores en Cuba será contar con que uno de los hijos o nietos se vaya del país y logre mantenerlos desde el exilio. Ese es actualmente, un acto de amor mucho mayor que mantenerse a su lado”.

Por su parte, el economista y presidente de la Unión Liberal Cubana, Elias Amor Bravo, escribió en su blog que “ningún país del mundo acepta de buen grado lo que se denomina invierno demográfico, que es precisamente el diagnóstico actual de la población cubana”.

En Cuba, por el contrario, el gobierno se dedica a “triunfalizar” el dato y a matizarlo con debates sobre cómo vivir la tercera edad con la mayor dignidad y bienestar, así como las tareas que deberá cumplir la institucionalidad y la sociedad para garantizarlo, según apuntan Granma y Cubadebate.

“Diaz Canel parece sentirse satisfecho con su conquista que pasa por lograr que la tercera edad aumente de forma continua en los próximos años, sin que se adopten políticas adecuadas para compensar las tendencias contradictorias de la población, que amenazan el crecimiento económico y la capacidad del estado comunista para atender las necesidades de la población cada vez mayor”, señaló el economista.

Déjanos tu opinión

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA → Desde $2.99 / LBENVIAR AQUÍ
+