Lis Cuesta lo volvió a hacer. Defendió el arte de Celia Cruz, la cubana censurada por el régimen comunista

Havana
nubes dispersas
26.2 ° C
26.2 °
25.9 °
89 %
1.5kmh
40 %
Sáb
30 °
Dom
30 °
Lun
30 °
Mar
30 °
Mié
27 °

La controversial esposa del dirigente cubano Miguel Díaz Canel volvió a crear confusión y polémica en una de sus publicaciones en Twitter. Esta vez, Lis Cuesta hizo referencia a Celia Cruz, la cantante cubana censurada por más de 60 años, como parte de lo mejor del arte latinoamericano.

En su publicación, la mujer cita varios fragmentos de un texto, cuyo autor no revela y donde se incluye a la artista cubana como parte de un colectivo de creadores latinoamericanos que se encargaron de engrandecer el arte de la región y entre quienes se incluye además otro censurado por el comunismo, el peruano Mario Vargas Llosa.

“Somos antiimperialistas y anticapitalistas, no antiartísticos, ni antiintelectuales, lo que sí sería traicionar la gloria que se ha vivido. Porque sí: somos parte de la operación cultura iniciada por Fidel”, sostiene el texto citado por Cuesta. Probablemente lo que haya olvidado la esposa del dirigente es que hasta el día de hoy la música de la gran Celia Cruz está prácticamente prohibida en los medios nacionales y que a la estrella mundial jamás le permitieron volver a pisar la Isla.

“Son tan hipócritas tus palabras que los actos demuestran lo contrario de los actos comunistas, que vergüenza mencionar a la querida Celia Cruz cuando la desterraron y nunca le permitieron regresar a su tierra ni para darle el último adiós a su madre”, le escribió una mujer en Instagram. Mientras que otra le explicó que quienes politizan el arte y la cultura son los propios dirigentes del país.

Celia Cruz salió de Cuba en 1960, pero apenas dos años más tarde, mientras triunfaba en los escenarios de Nueva York recibió la noticia del fallecimiento de su madre, pero cada intento que hizo por regresar a cumplir la elemental despedida a su madre, le fue negada por el régimen de Fidel Castro, el mismo que ordenara prohibir en Cuba su música, mientras el mundo entero la situaba en el lugar cimero que le correspondía.

“Dentro de la Revolución todo, fuera de la Revolución nada. ¿Es que acaso Lis ya no es continuidad, y no sigue aquella doctrina? Estoy seguro que de palabra no lo será o aparentará no serlo, pero de hecho sí lo es. ¡Cuántos artistas de todas las manifestaciones reprimidos y borrados!”, escribió otro usuario de la red social en el post de la aparente primera dama del país.

Uno de los más recientes intentos de censura fue la venta de las entradas para el concierto de despedida de Pablo Milanés, cuando dejaron solo un bajo por ciento para el público y destinaron las otras a efectos políticos. La presión social hizo que la institucionalidad en el país se viera obligada a mover el concierto a un sitio más amplio y a vender mayor número de cupos para el público.

“Cada vez que quiere limpiar su imagen todo le sale al revés. Calcule y piense bien qué dirá o si no, no diga nada para que no haga tanto el ridículo”, le sugirió un usuario a Lis Cuesta, quien últimamente es la estampa de la vergüenza nacional con cada una de sus apariciones en redes sociales. Entre sus desaciertos más recientes han estado el famoso “corazón como un estropajo”, para referirse a la incomodidad por los apagones en la Isla; así como el apodo de “la dueña del mango”, para referirse a su importante marido.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA → Desde $2.99 / LBENVIAR AQUÍ
+