Japonés lleva 4 años casado con una mujer «artificial»

Havana
muy nuboso
22.2 ° C
22.2 °
22 °
83 %
5.1kmh
75 %
Vie
23 °
Sáb
27 °
Dom
27 °
Lun
27 °
Mar
24 °

Una de las parafilias más curiosas y más recientemente catalogadas es el “fictosexualismo”, término que identifica a las personas que se sienten atraídas sentimental y sexualmente por personajes ficticios, y hasta ahora Japón se perfila como el principal territorio de esta práctica.

Akihiko Kondo, de 38 años, es uno de miles que satisfacen sus deseos y ahelos de pareja con personajes totalmente artificiales. Tan en serio que el japonés cumplió recientemente 4 años de “matrimonio” —aun no oficializado por las leyes de la nación— con el personaje virtual Hatsune Miku, una cantante pop que representa eternamente 16 años.

Miku está creada con la tecnología Vocaloid de la empresa Yamaha, y ha alcanzado altos niveles de popularidad, que incluso en 2014 fue la invitada de Lady Gaga en su gira Artpop Ball.

Durante 10 años, Kondo estuvo enamorado de la estrella artificial de cabello color azul turquesa, pues según testimonia, en 2008 sucumbió a una fuerte depresión a causa de intimidaciones de las que era víctima por parte de colegas de su trabajo, y decidió relacionarse lo menos posible con las personas de carne y hueso. “Me quedé en mi habitación las 24 horas del día y vi videos de Miku todo el tiempo”, comentó en una entrevista con el medio japonés Mainichi.

Kondo llegó finalmente a contactar en 2017 con Miku, a través del dispositovo Gatebox, que genera hologramas interactivos de los personajes favoritos (entonces comercializada a un precio de 1 300 dólares), e incluye la posibilidad de celebrar matrimonios. Oportunidad esta aprovechada por Kondo un año después, que celebró con una lujosa ceremonia al costo de 2 millones de yenes (unos 17 300 dólares estadounidenses).

Aunque sus parientes no asistieron a la boda, evidentemente por discrepar de sus elecciones amatorias, Kondo disfrutó durante 4 años de su matrimonio con la estrella de J-pop, pero un inesperado incidente tecnológico ha venido ahora a interrumpir el contacto entre ambos. La eliminación del soporte para el software Gatebox impide que el hombre pueda contar con los hologramas de su esposa, a quien dice seguir amando.

“Mi amor por Miku no ha cambiado”, declaró Kondo y aseveró que celebró “la ceremonia de la boda porque pensé que podria estar con ella para simpre”, mas el tiempo de la tecnología no es igual al tiempo humano, y la obsolecencia programada de los equipos y sistemas operativos se ha convertido en la gran villana de esta historia de amor fictosexual.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA → 44LB x solo $79ENVÍA AQUÍ
+