¿Dónde está el aceite de las cocinas cubanas?

Havana
muy nuboso
22.2 ° C
22.2 °
22 °
83 %
5.1kmh
75 %
Vie
23 °
Sáb
27 °
Dom
27 °
Lun
27 °
Mar
24 °

El aceite comestible es uno de los productos básicos que más escasea actualmente en las cocinas cubanas. Mientras las tiendas, tanto en moneda nacional como libremente convertibles (MLC), se hallan desabastecidas; el mercado informal se coloca como la única posibilidad para adquirir el producto a precios escandalosamente altos.

Hace solo dos días el oficialista diario Granma publicó una información sobre el restablecimiento en las producciones de la única empresa refinadora de aceite en el país, ubicada en la provincia de Santiago de Cuba. Según los análisis aportados por ese medio de prensa, el desperfecto en el funcionamiento de esa entidad porta la mayor responsabilidad en la dificultad actual para hallar el aceite.

En el mercado informal de los revendedores, o en los sitios clasificados para la venta en internet, un pomo de un litro de aceite oscila actualmente entre los 400 o 450 pesos, mientras que el tanque de cinco litros está valorado sobre los 1500 pesos. No obstante, según consta en los reportes de medios de prensa alternativos, en provincias como Santa Clara y Cienfuegos, el pomo de aceite llegó a cotizarse en 800 pesos, mientras que en la capital del país alcanzó los 600 pesos.

En el comunicado emitido por el diario Granma se hace notar que la empresa refinadora de aceite comestible de Santiago de Cuba “acaba de recuperar los niveles productivos que le permiten garantizar el aceite a granel para la canasta normada de las provincias orientales, y el comercializado en otros formatos en gran parte del país”.

La avería en la fábrica, según indicaron sus responsables se extendió por varias semanas y afectó la disponibilidad de aceite que se envasa en bolsas, pomos y tanques para su circulación comercial por todo el país. Sin embargo, Alfonso Pascual Resyes, director de la entidad aseguró al medio oficial que nunca faltó la materia prima y que al retomar las funciones, el proceso productivo volverá a la normalidad.

Aun cuando los problemas técnicos de la única planta refinadora del país no afectara los niveles de abastecimiento de la canasta básica establecida para las familias cubanas, se sabe que en muy pocos hogares cubanos resultan suficientes los productos regulados en la libreta de abastecimiento y que la mayoría de las familias deben recurrir a la compra que solo está siendo garantizada por el mercado negro.

Con la crisis económica resultante de la pandemia de Covid-19 los centros comerciales y tiendas cubanas se han visto vacíos y la adquisición de los pocos productos que entran al país se regulan por cantidades a través de la propia libreta e abastecimiento o mediante la venta en MLC. En el caso del aceite, no es la primera vez que se ausenta de las cocinas cubanas, aunque en cada período de escasez su precio parece disparase a niveles altísimos, como viene sucediendo por estos días.

La especulación financiera en Cuba está siendo un fenómeno habitual que no por escandaloso y preocupante, ha dejado de ser la única vía para suplir necesidades básicas que todos los días parecen convertirse en caros caprichos. Lo mismo que con el aceite ha sucedido ya con el huevo, la carne de cerdo, los frijoles, el arroz y viandas prácticamente inaccesibles como la malanga o la papa.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA → 44LB x solo $79ENVÍA AQUÍ
+