Dirigentes cubanos no saben diferenciar inflación de especulación 

Havana
bruma
20.2 ° C
20.3 °
20.2 °
100 %
1kmh
20 %
Jue
28 °
Vie
28 °
Sáb
27 °
Dom
27 °
Lun
27 °

El gobierno de La Habana presentó este jueves un informe sobre su plan contra la inflación y el Primer Ministro, Manuel Marrero, lo calificó de “abarcador” pese a que se centra en la especulación y no impide las subidas de precios.

El supuesto plan contra la inflación, elaborado desde el pasado año por un Grupo de trabajo temporal que tiene como objetivo enfrentar el fenómeno, basa su labor exclusivamente en la inspección, el monitoreo de precios y la lucha contra los revendedores, conocidos como “coleros”. 

A juzgar por la presentación del programa realizada por el coordinador provincial de Programas de la Economía, Jorge Luis Villa, se trata de un intento de controlar los precios especulativos.

Según Villa, “se fortalecieron los cuerpos de inspectores”, aunque la plantilla de esos funcionarios no alcanza el 50%, y se incrementó “el personal económico en los distintos niveles, logrando un 84 por ciento de cobertura”, indica un reporte del periódico Tribuna de La Habana.

Asimismo, detalló que realizan el monitoreo de los precios de 49 productos y se realizaron 12 controles de tarifas en empresas mayoristas.

Como resultado de las inspecciones, ejecutaron “más de 100 ventas forzosas”, y aplicaron algunas “medidas administrativas” en instalaciones de comercio, mercados agropecuarios, y unidades de gastronomía.

Datos oficiales publicados por la Oficina Nacional de Estadísticas e Información de Cuba muestran que el índice de precios del consumidor registró un aumento interanual del 23,03 % en febrero pasado, impulsado por el incremento del valor del transporte, los restaurantes y hoteles, así como de los alimentos y bebidas no alcohólicas.

Se desconoce si esos datos recogen los productos que se venden en tiendas en moneda libremente convertible, a cuyos precios hay que sumar la devaluación del peso en más del mil por ciento respecto al dólar estadounidense en el mercado informal de divisas, debido a que las casas de cambio y los bancos de la isla no venden MLC por pesos cubanos.  

Todo por la libreta de racionamiento

De acuerdo con el informe presentado por las autoridades habaneras, la llamada “municipalización” de las tiendas también forma parte del plan antiinflacionario.

La media, catalogada por el economista cubano Pedro Monreal como un “corrralito” del comercio en la capital, impide a los habaneros comprar en tiendas de las cadenas Cimex y Caribe fuera de sus municipios de residencia. 

En opinión del experto, esa acción “expresa inflación reprimida -contener precios sin resolver tendencias inflacionistas subyacentes- y manifiesta un enfoque igualitario, no de mayor equidad, como se ha dicho”.

Durante la reunión, el coordinador de programas del Gobierno provincial, Julio Martínez explicó ante Manuel Marrero que “se decidió controlar y regular todos los productos, anotándose en la libreta de abastecimiento” y se limitó la compra de esas mercancías “en correspondencia con la composición del núcleo familiar”.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA → Desde $2.99 / LBENVIAR AQUÍ
+