Fabré acusa al Gobierno de quitarle tierras familiares

Havana
algo de nubes
27.2 ° C
27.2 °
27 °
89 %
2.6kmh
20 %
Lun
32 °
Mar
31 °
Mié
31 °
Jue
31 °
Vie
28 °

El músico cubano Cándido Fabré acusó a las autoridades del municipio de San Luis de quitarle las tierras de su familia, las cuales asegura que heredó legítimamente de sus padres en la provincia de Santiago de Cuba. 

El artista, que se ha ganado muchas críticas desde el exilio por su abierta defensa del sistema en Cuba, dijo en un “live” en Facebook que el Ministerio de Agricultura en San Luis le notificó que la tierra pertenecía ahora a otro dueño, porque él no lleva el apellido de su padre biológico. 

«Esto duele, porque me doy cuenta de que la palabra desalojo en este país no cabe, pero me desalojaron de algo que por historia me toca. Por derecho yo soy el heredero, y hablo de mi familia, de mis hermanos, los que nacimos en La Guadalupe”, protestó Fabré.

El músico mostró la notificación que le hicieron llegar, y cuestionó que le digan que, por no llevar el apellido de su padre, pierda el derecho a las tierras donde nació él y los suyos. 

«Duele que existan tantas leyes injustas y haya tan poca justicia. La Guadalupe es un territorio que yo amo, la tierra que mi papá y mi vieja Sixta me dejaron en el mundo, y ahora está en manos de alguien que no se la adjudicó, pero sí tuvo la complicidad de muchos que buscaron la manera de hacerlo dueño», dijo.

Fabré, quien se labró una fama como improvisador durante sus años con la Original de Manzanillo, hiló fino en sus reproches para que nadie pensara que estaba cuestionando al gobierno.

«No estoy diciendo nada que vaya en contra de nada ni de nadie, sino estoy hablando a favor de la verdad y de la justicia», dijo Fabré, un maestro en el arte de jugar con la cadena sin incordiar al mono. De hecho, dejó bien claro que nunca fue, es ni será opositor.

Para el músico, no se trata de una injusticia sistémica, sino una trampa puntual en su contra.

“Veo que me han hecho una gran trampa y lo estoy delatando para que la gente sepa que yo no estoy llorando por una tierra porque no soy agricultor, sino para cantarle a esa tierra y a la gente del campo. Me han quitado el derecho que tengo como legítimo heredero de la tierra que era de mi padre», recalcó. 

Para concluir, recalcó su posición: «Yo nunca fui, ni soy, ni seré opositor… Yo soy opositor a la injusticia. Hasta la muerte defensor de mi país esté como esté, de esta revolución, pero la injusticia no la aplaudo», dijo.

En fechas recientes se quejó de que la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales (EGREM) rechazó un proyecto suyo para promover la música cubana, y antes protestó porque lo dejaron fuera del Festival de Salsa en La Habana.  

El enfado de Fabré es, hasta cierto punto, paranoico: si bien ha cuestionado en sus redes sociales y conciertos ciertos actos de corrupción e irregularidades del sistema político en Cuba, nunca ha cuestionado directamente a sus líderes, no se pronuncia sobre cuestiones de represión y libertades, e incluso sacó una respuesta al Patria y Vida, que le granjeó nuevos encontronazos con el exilio y antiguos colegas.

El músico, eso sí, goza de fama y arraigo popular no solo por su capacidad para improvisar montunos, si no por su respeto al público, en el sentido de que sus conciertos son largos, intensos, y muchas veces amanece en el escenario, ganándose cada centavo que cobra por sus actuaciones.  

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+