Miami: USA Team avasalla al Asere Team

Havana
algo de nubes
23.2 ° C
23.2 °
23.1 °
94 %
1.5kmh
20 %
Sáb
32 °
Dom
31 °
Lun
30 °
Mar
31 °
Mié
31 °

El Dream Team” que armó Estados Unidos para el V Clásico Mundial de Béisbol despertó al llamado “Asere Team” del sueño en que parecía sumido desde su remontada en las fases previas: no había manera realista de que el Cuba, al menos con esos jugadores, derrotara a ese equipo norteamericano.

La novena estadounidense no era infalible: México le ganó convincentemente, con protagonismo para el cubano Randy Arozarena, y Venezuela, aún sin José Altuve en su mejor versión, estuvo a punto de eliminarlos en cuartos de final, hasta que un “grand slam” puso las cosas en su lugar, y los campeones avanzaron.

Pero había demasiados factores que conspiraban contra los discípulos de Armando Johnson, empezando por la circunstancia de la política por todos lados: la novena que armó la Federación Cubana de Béisbol cargaba desde su génesis la cruz de la división, la segregación por ideas políticas y la intolerancia, y a la larga le pasó factura.

Sin sus mejores exponentes, que no quisieron jugar para un equipo armado según las pautas políticas y discriminatorias del INDER, Cuba no tenía recursos para hacerle frente a una selección integrada por futuros Salón de la Fama, sin más presión que honrar los fundamentos del juego, divertirse, alegrar a su afición, y demostrar por qué cobran lo que cobran.

Enfrente, un Cuba que quería y no podía, y la fascinación de enfrentar a ídolos (dominar a monstruos como Mike Trout y Mookie Betts no es poca cosa).

En el espectáculo que se transmitió el domingo en la noche en el LoanDepot Park se vieron manifestantes en los alrededores del estadio, pancartas con fotografías de presos políticos, consignas como “Libertad, Libertad”, “Abajo la dictadura” y “Patria y vida”, y manifestantes que se lanzaron al terreno con letreros y banderas.

Entre ellos estuvo el escritor y periodista Carlos Manuel Álvarez, quien logró saltar al diamante y esquivar por unos instantes a la seguridad del terreno, hasta que fue derribado y sacado del terreno. Detrás del “home”, los carteles y los gritos contra el Gobierno de Díaz-Canel Canel se sucedían y algunos la televisión cubana no pudo ocultarlos durante la transmisión.

Al final, Estados Unidos derrotó 14-2 a Cuba. El veterano Adam Wainwright demostró que la velocidad impone, pero la experiencia domina: a puro rompimiento, con maña y mucho control, el abridor de los Cardinales logró sortear una amenaza cubana en el primero, y hasta ahí las clases. El pitcheo cubano, que hasta la fecha había sido lo mejor, no pudo hacer mucho contra estrellas de otra galaxia…

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+