«Canel lo llama resistencia, pero esto es hambre»

Havana
algo de nubes
25.2 ° C
25.2 °
22 °
69 %
4.6kmh
20 %
Mar
27 °
Mié
27 °
Jue
28 °
Vie
28 °
Sáb
28 °

¿Los cubanos resisten o aguantan? ¿Sobrevivencia o resistencia?

«No, no, yo no estoy pa protestar. Yo no estoy pa´ eso. Eso es marcarse. Y al final, como todo. No vas a resolver nada,» dice desde Cienfuegos un joven, padre de dos hijos.

Miguel Díaz-Canel celebró la pasada semana la «capacidad de resistencia» del pueblo cubano, pero en Cienfuegos hay quien piensa distinto.

Durante una reunión del Consejo de Ministros efectuada el pasado miércoles, y en la que se aprobaron los proyectos del Plan de la Economía y del Presupuesto del Estado para el año 2022, el mandatario cubano expresó:

«Vamos a insistir en las insatisfacciones, vamos a insistir en lo que nos queremos proponer pero vamos a insistir también en lo que se ha hecho, y además es el reconocimiento a la dignidad y a la capacidad de resistencia del pueblo»

Horas después asistió a la Asamblea de Balance del trabajo del Partido en el municipio capitalino del Cerro, donde exclamó:

 “Aquí lo que no se puede es ceder en los principios del socialismo, en los principios de la Revolución. Todo lo otro que haya que transformar lo tenemos que transformar, y hay que transformarlo con audacia, y hay que transformarlo a partir del razonamiento lógico”.

Y dijo más adelante:

“Si trabajamos bien con los jóvenes y les damos esa oportunidad y ese nivel de participación y de responsabilidad, las cosas avanzan, y mejor (…) que no se queden solo con el título universitario, que puedan hacer maestrías, que puedan hacer doctorados, trabajando en la solución de los mismos problemas que hay en la empresa”.

“Si trabajamos bien con los jóvenes y les damos esa oportunidad y ese nivel de participación y de responsabilidad, las cosas avanzan, y mejor”, expresó Díaz-Canel.

Resistencia, ni resistencia…

«Canel lo llama resistencia, pero lo que la gente está pasando es hambre; que se deje de cuento,» dice desde Cienfuegos Yoandy, vecino de la barriada de La Juanita.

«No oigo discursos, pero si tú me dices que dijo eso, te lo creo; tú eres el periodista y te conozco,» dice el joven, padre de dos niños, vía telefónica.

«Sí, resistencia, tolerancia… ¿qué podemos hacer? Lucharla, para sobrevivir. Resistimos porque no queremos morirnos, pero la resistencia es por eso, no porque seamos revolucionarios,» señala.

Yoandy se entera que Díaz-Canel habló además de “aprender a sortear adversidades” y asegura que él, en eso, tiene un doctorado.

«Aquí todo el día hay adversidades. Falta el pan, la leche pa los chamas; el gas; el transporte. Y con eso tenemos que lidiar,» explica.

“Aquí no puede haber dogmas, aquí no pueden haber trabas, aquí no pueden haber autolimitaciones, aquí no puede haber censura”, dijo además Díaz-Canel y expresó que “aquí lo que no se puede es ceder en los principios del socialismo, en los principios de la Revolución. Todo lo otro que haya que transformar lo tenemos que transformar, y hay que transformarlo con audacia, y hay que transformarlo a partir del razonamiento lógico”.

«Todo eso es muela mi hermano; todo eso es muela,» concluye Yoandy sin siquiera haber dejado que se le lea completa la frase.

«Aquí lo que hay es hambre. Necesidad. Y donde quiera que vas, es maltrato. Preguntas y te dicen: «Mijito, ¿y qué tu quieres?», «Yo no soy maga», «¿Tú no sabes que hay bloqueo?» y cualquier cosa de esas.

«A veces no hay papel… yo he esperado dos meses por una firma, por un trámite ahí que quería hacer y que demoraba, me dijeron, una semana.

«Ven en una semana a recoger,» me dijeron. Y eso se demoró un mes. ¿El funcionario? Reunido siempre. O de vacaciones. Esto es todo un desastre. ¿Resistencia? Bueno, sí, pero a ver hasta donde llegamos,» explicó.

Aclaración final: Yoandy no ha firmado ninguna carta. Yoandy nunca ha pedido en el gobierno entrevistarse con un funcionario. Una de las medicinas que necesita regularmente uno de sus hijos se le hace llegar desde el extranjero. Yoandy conoce que el próximo 1ro de enero del 2022, la Aduana General de la República eliminará la posibilidad de que los cubanos puedan entrar a la isla alimentos y medicinas sin limitaciones y pagos arancelarios. Yoandy dice que su hijo solo necesita una medicina y esa «entra en cualquier maletín».

¿Y el resto? Le pregunto.

«No, no, yo no estoy pa protestar. Yo no estoy pa´ eso. Eso es marcarse. Y al final, como todo. No vas a resolver nada.»

tal vez quieras leer: Comer en La Habana o perder el bolsillo

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

¡Gestiona tu PAROLE HUMANITARIO con Cuballama!PEDIR CITA
+