Bravos ganan Serie Mundial y cubano Jorge Soler el MVP

Havana
algo de nubes
29.2 ° C
29.2 °
29.2 °
74 %
1.5kmh
20 %
Sáb
30 °
Dom
29 °
Lun
30 °
Mar
30 °
Mié
30 °

El cubano Jorge Soler pegó un cuadrangular decisivo (su tercero en la final de las Grandes Ligas de este año) y se llevó el trofeo de Most Valuable Player (MVP) en el sexto juego del Clásico de Otoño; un choque que finalizó 7 carreras por cero y que definió la victoria de los Bravos de Atlanta en el partido y el título de Grandes Ligas.

En honor a la verdad el slugger cubano Jorge Soler «ya estaba ponchado» cuando disparó la pelota hasta los 446 pies del homeplate, pero así es el béisbol; los árbitros no son máquinas, se equivocan, y el umpire principal perdonó al cubano en el conteo, lo que a la postre le permitió despachar el jonrón y con él asegurar el título para los Bravos de Atlanta.

El jonrón del cubano Jorge Soler no vino solo, ya que había dos hombres en base al momento de la conexión. Fueron tres carreras, decisivas, que a la postre no hubiesen necesitado las otras cuatro porque, desde el montículo de los ganadores, el zurdo Max Fried se mostró implacable bola en mano. Por los perdedores, la tanda cubana de Yordan Álvarez, Yulieski Gurriel y Aledmys Díaz apenas negoció un indiscutible, salido del bate del primero. El «Yuli» se fue de 4-0. Y Aledmys, que vino de emergente, tampoco pudo conectar de hit.

Fried amarró cortico a la artillería local y recetó, en seis innings, seis escones con igual número de ponches, cero bases y apenas cuatro hits. Da la curiosa coincidencia que, días antes, en ese mismo estadio, Fried abrió el segundo juego de la Serie Mundial y fue vapuleado, con seis carreras limpias en cinco entradas. Anoche, sin embargo, era su noche.

En el 7mo lo relevó Tyler Matzek, quien tiró ese y otro capítulo más, antes de ceder el box al taponero con nombre de actor de Hollywood: Will Smith.

El cubano Jorge Soler, Fried, Matzek, Smith, Dansby Swanson, Freddie Freeman, y en general todos los Bravos de Atlanta dirigidos por Brian Snitker, lograron lo que a mitad de temporada hubiese sido un desatino anticipar: el cuarto trofeo de Grandes Ligas para el equipo, que ya había sido ganador en el 1914, en 1957 y en 1995.

El anillo de Grandes Ligas para el cubano Jorge Soler es el 2do que alcanza en su corta carrera deportiva. En el año 2016, cuando Soler era apenas un cachorro en el banco – jugaba para los Cachorros de Chicago y no era titular – el cubano conquistó su primer anillo.

Mucho se ha hablado sobre el MVP de la Serie Mundial. Llegó a Atlanta a mitad de temporada, canjeado desde los Kansas City Royals el 30 de julio de este año por el pitcher derecho Kasey Kalich, y a la postre no solo cubrió las ausencias de Ronald Acuña Jr. y Marcell Ozuna, sino que terminó llevándose el importante trofeo.

Tras este MVP, la carrera del cubano Jorge Soler acaba de dar – quizás – el despegue definitivo. Ese que tanto se le auguró y que, luego de varios años, y varios traspasos – aún con un anillo en el bolsillo – parecía que no llegaba nunca.

Y es que el MVP no llegó regalado. Soler fue figura clave en tres de los juegos de la Serie Mundial con sus bambinazos; en los juegos 1,4 y 6.

Igualó así la hazaña de otro cubano, el hasta ahora único MVP cubano en una serie Mundial: Liván Hernández. El hombre que se echó encima desde el montículo, a los Marlins de Florida en 1997, y que trascendió a la historia también por su histórico grito de «I love you Miami», en un chapurreado inglés, no tan bien pronunciado, pero sí muy «autóctono» de la comunidad cubana en el exilio; esa que hoy se enorgullece de costa a costa con el MVP del cubano Jorge Soler.

tal vez quieras leer: Ahora sabemos por qué Hugo Chávez no quería a Rogelio Polanco

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA → Desde $2.99 / LBENVIAR AQUÍ
+