Israel Rojas define la envidia con un copia y pega

Havana
nubes dispersas
21.2 ° C
21.2 °
20.9 °
83 %
1.5kmh
40 %
Jue
26 °
Vie
25 °
Sáb
26 °
Dom
28 °
Lun
25 °

Al timón de su yipeta blanca Nissan Armada, el líder de la Banda Buena Fe, Israel Rojas, «respondió» a un internauta que le cuestionó su flamante vehículo con una reflexión más que interesante sobre la envidia que, puede ser duro decirlo, no es suya.

«Qué rico, Nissan moderno, tú sí que eres continuidad,» le comentó el internauta a Israel Rojas.

Este iba, manejando por La Habana y haciendo un life en Facebook reflexionando sobre lo bueno y lo malo de la vida, cuando fue sorprendido por el internauta Abel Castro.

Rojas, que no estaba dispuesto a detenerse en su largo camino, optó por responderle a Castro – Abel – y como no tenía tiempo para sacar una de sus reflexiones echó mano a Google y le «explicó» con un copia y pega:

«La envidia procede principalmente de la carencia de no tener algo y verlo en otra persona y quererlo. En la envidia existe un desorbitante pesar por el descubrimiento de que otra persona posee o logra algo que creemos que nosotros deberíamos tener, pero que sin embargo, no podemos poseer.»

Tal definición no salió del cerebro de Israel Rojas, y ni siquiera forma parte de lo que pudiéramos calificar como ejemplos de lo que es la envidia.

La definición de envidia dada por Israel Rojas a un internauta.

Melanie Klein (1957) definió la envidia como «sentimiento de enojo con otra persona que posee y disfruta de algo deseable, a menudo acompañado por un impulso de tomarlo.»

Se caracteriza por desear algo que tienen otros: capacidades intelectuales, habilidades, dinero, belleza, … que le son ajenas al que la siente.

En la teoría, esa persona, al no poder conseguir lo que el otro posée y él «necesita» comienza a sentir alteraciones en su estado de ánimo (por ejemplo, tristeza, enojo o ira).

«La persona que experimenta la envidia se forma la expectativa de que se comete una injusticia hacia él por considerar que el éxito, los bienes o las cualidades del envidiado deberían ser suyos,» se puede leer además en la web sobre la envidia que, es diferente de los celos.

Los celos son la sensación que se presenta cuando tenemos miedo a una posible pérdida del objeto amado o de algo que se cree tener. En la envidia también, pero se suma el no tener algo que nunca se ha tenido.

Aunque la envidia y los celos pueden tener un parecido muy grande, por su tinte social y su afectación en la autoestima, son manifestaciones muy diferentes.

Pero, ¿sentiría envidia o celos, el internauta que cuestionó a Israel Rojas? Imposible saberlo. Es posible que incluso ni los sintiese, y que tan solo le hiciera un «cuestionamiento» a Israel que, por estos días anda envuelto en dimes y diretes, como casi siempre, desde el 2019.

Tal vez la mejor respuesta que pudo esgrimir Israel Rojas fuese una personal, muy suya.

Sin embargo, bien que Israel Rojas pudo responderle al internauta como le respondió Don Quijote a su fiel escudero Sancho Panza, cuando en el capítulo II de la segunda parte Don Quijote le pregunta a Sancho:

«¿En qué opinión me tiene el vulgo, en qué los hidalgos, y en qué los caballeros? ¿Qué dicen de mi valentía, qué de mis hazañas y qué de mi cortesía?»

Y Sancho le responde: «unos dicen loco, pero gracioso; otros valiente, pero desgraciado; otros cortés, pero impertinente; y por aquí van discurriendo en tantas cosas, que ni a vuestra merced ni a mí nos dejan hueso sano».

El ingenioso caballero – entiéndase que aquí está la mano de Miguel Cervantes – expresa:

«Dondequiera que está la virtud en eminente grado, es perseguida.»

También Cervantes, en el CAPÍTULO VIII de la Segunda Parte de su genial obra «Don Quijote de la Mancha«, titulado «Donde se cuenta lo que le sucedió a Don Quijote yendo a ver su señora Dulcinea del Toboso» expresó:

«¡Oh envidia, raíz de infinitos males y carcoma de las virtudes! Todos los vicios, Sancho, traen un no sé qué de deleite consigo, pero el de la envidia no trae sino disgustos, rencores y rabias».

Otra expresión más para que Israel Rojas tenga en cuenta cuando le hablen de la «continuidad».

tal vez quieras leer: Israel Rojas llama «anormal» a casi todos sus seguidores

Déjanos tu opinión

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

MIAMI - HABANA desde $507RESERVA AQUÍ
+