Cuba insiste en masiva Feria del Libro en medio de ola de ómicron

Havana
nubes dispersas
25.2 ° C
25.3 °
25.2 °
83 %
2.1kmh
40 %
Vie
27 °
Sáb
26 °
Dom
23 °
Lun
21 °
Mar
18 °

La convocatoria oficial de la edición 30 de la Feria Internacional del Libro y la Literatura, programada para iniciar el 10 de febrero de 2022 hasta el día 20, se mantiene vigente en la páginas oficiales como Cubadebate y excelenciascuba.com, que no así en la del evento (filhcuba.cu), en medio de la nueva e intensa ola de contagios de Covid-19 protagonizada por la variante ómicron que ha hecho regresar las cifras de tres ceros a las estadísticas cubanas.

Con el más reciente reporte del Ministerio de Salud Pública registrando 3 387 nuevos contagios para un total de 13 025 casos activos, la Cámara Cubana del Libro, ni el Instituto Cubano del Libro ni el Ministerio de Cultura han comunicado la suspensión o reprogramación del evento que no se realizó en 2021, luego que la edición 29 de febrero de 2020 cerrara el cronograma de actividades masivas culturales en Cuba al arribar en marzo la Covid-19 a la Isla.

La convocatoria oficial vuelve a situar el evento en el Parque Histórico Militar San Carlos de La Cabaña y en el Centro Histórico de La Habana, anunciando como país invitado a México.

Las personalidades tributadas serán los fallecidos poetas Carilda Oliver Labra y Jesús Orta Ruiz, el Indio Naborí, de los que este año se celebran los natalicios números 100. Así mismo se espera dedicar un importante espacio en el programa a los 140 años de la publicación del poemario Ismaelillo de José Martí y de la novela Cecilia Valdés o La Loma del Ángel de Cirilo Villaverde.

Ya la edición 2020 adoleció de una significativa reducción de títulos publicados por editoriales cubanas, por la no confirmada causa de la carencia crónica de la principal materia prima para la producción editorial en Cuba: el papel, algo previo a la crisis económica arreciada en el país a partir de la pandemia.

La Feria abundó entonces en publicaciones de sellos extranjeros, disponibles en los stands de editoriales de varios países, y en la habitual venta de diversos productos comestibles, en las áreas de La Cabaña, tanto en sus exteriores como intramuros.

De hecho, la entrada a la fortaleza hace tiempo es acompañada por una larga hilera de puestos de comida rápida y algunos con artículos de carnaval, máscaras, juguetes, trompetas de cartón. Es una imagen muy común ver en la Feria las manos llenas de comida y vacías de libros. Además de la disminución de las cantidades de títulos y tiradas de sellos nacionales, el precio de los ejemplares ha experimentado significativos ascensos, aguzando su descenso en las prioridades de “la familia cubana” y su “disfrute inigualable”, como reza la convocatoria.

Las multitudes que acuden a este espacio, que llegan a convertirse en verdaderos tumultos, le han ganado a la Feria el apodo de “Furia del Libro”, y son lo menos recomendable para estas épocas de contagio, donde no se anuncian los cierres de entidades gastronómicas y de otros servicios públicos ante este nuevo incremento de los contagios.

Déjanos tu opinión

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

VUELOS a CUBA desde $297RESERVA AQUÍ
+