Cuba es un aliado «leal» de Rusia dice  experto militar en Moscú

Havana
nubes dispersas
33.2 ° C
33.2 °
33.2 °
58 %
2.1kmh
40 %
Jue
31 °
Vie
31 °
Sáb
32 °
Dom
31 °
Lun
31 °

«Los aliados leales de Rusia son China, Corea del Norte y Cuba»  afirmaron analistas militares a la prensa rusa que defendieron la realización de ejercicios regulares con esas naciones.El experto militar de Komsomolskaya Pravda, Viktor Baranets en conversación con NEWS.ru,  expresó que «Hemos tomado un vector muy serio»  con estados amigos en «nuestro respeto militar». 

Regularmente se realizan ejercicios navales con el ejército de  China. Rusia y la RPDC también realizarán periódicamente ejercicios de diversos tipos en este flanco: terrestres, navales y aéreos. 

“No descarto que después de que los barcos rusos visiten Cuba, puedan aparecer bases allí ”, especuló Baranets.

Según el experto, Irán también puede considerarse un país amigo de Rusia. Mientras tanto, Bielorrusia,  es el aliado más cercano.

El presidente ruso, Vladimir Putin, dijo previamente la pasada semana tras su viaje a Corea del Norte  que Rusia planea desarrollar aún más la triada nuclear como garantía de disuasión y dejó entrever la opción del ejército ruso para  ejercicios militares junto con estados amigos.

Hace una semana la flotilla de la Armada Rusa dejó el puerto de La Habana tras cinco días de estancia y luego de haber realizado maniobras militares en el Atlántico. En ese contexto la prensa rusa ha continuado realizando análisis pero por lo general las autoridades cubanas no reproducen sus evaluaciones aunque procedan de medios identificados con la política de Putin.

El medio Versia.Ru recordó que pocas horas antes de la visita a La Habana, el destacamento de barcos de la Flota del Norte de Rusia realizó ejercicios tácticos sobre el uso de misiles de alta precisión.

El Ministerio de Defensa ruso afirmó que la destrucción de los objetivos convencionales se llevó a cabo “sin lanzar realmente los misiles”: las tripulaciones practicaron su uso utilizando modelos informáticos contra grupos navales del enemigo convencional situados a una distancia de más de 600 kilómetros.

De la fragata también despegó el helicóptero Ka-27.En total, cuatro buques ingresaron al puerto habanero: la fragata Almirante Gorshkov, el submarino nuclear Kazán, el petrolero Akademik Pashin y el remolcador de salvamento oceánico Nikolai Chiker.

Según informó el Ministerio de Defensa ruso, el objetivo principal de la campaña era exhibir la bandera y garantizar la presencia naval rusa en áreas operativamente importantes de la zona del océano lejano.

 Esta es una práctica común para las armadas poderosas, entre las que suele incluirse la rusa. En 2021, el comandante de la Armada, el almirante Nikolai Evmenov , señaló que más de 80 barcos de la Armada rusa están desplegados regularmente en las zonas marítimas y oceánicas lejanas.

Los expertos señalan que la presencia rusa en la región surgió en un momento particularmente tenso en las relaciones entre Moscú y Washington, varias semanas después de que el presidente estadounidense permitiera a Ucrania utilizar armas transferidas a Kiev para atacar territorio ruso.

Por eso, según algunos expertos, Rusia decidió demostrar que también puede llegar a América. De ser así, teniendo en cuenta la historia, el método elegido fue muy indicativo, dijo la publicación

La reciente visita de buques de guerra rusos a Cuba puede ser una señal  inequívoca de los acontecimientos de hace 60 años. En el verano de 1962, tras el agravamiento de las relaciones entre la URSS y los EE.UU. provocado por el despliegue de misiles nucleares de la OTAN en Turquía, Moscú, en el marco de la operación secreta Anadyr, transportó a Cuba sus misiles balísticos y luego sus ojivas nucleares para a ellos.

Luego, durante septiembre y octubre, la 51.ª División de Misiles, que contaba con más de 40 mil personas, estuvo estacionada en la isla. En octubre, la inteligencia estadounidense descubrío misiles soviéticos en Cuba, lo que provocó la mayor escalada de la historia entre la URSS y Estados Unidos, conocida como la Crisis de los Misiles Cubanos, rememoró «Versia».

La diferencia con aquella historia, prosiguió el artículo, es que hoy la parte rusa no oculta la visita de sus barcos a las costas de Cuba, sino que, por el contrario, la publicita ampliamente.

Al comentar sobre la visita de buques de guerra, el Ministerio de Defensa ruso la calificó como una práctica normal y señaló que no debería haber motivo de preocupación por parte de Estados Unidos. La parte cubana utilizó una retórica aún más pacifista.

La Habana aseguró que esta visita cumple estrictamente con los estándares internacionales, de los que Cuba es parte. Y al mismo tiempo, señaló que ninguno de los barcos portaba armas nucleares y, por lo tanto, su presencia en Cuba no representa una amenaza para la región.

Pero es evidente que estos comentarios no convencieron al Pentágono, prosiguió «Versia».  Ya se sabe que el ejército estadounidense desplegó sus barcos y aviones para monitorear los ejercicios militares rusos en el Atlántico y el Caribe, y también monitoreó continuamente los barcos que cruzaban el Atlántico en su camino hacia Cuba.

Al mismo tiempo, representantes del Pentágono y del Departamento de Estado coincidieron  oficialmente en que las acciones de Rusia son rutinarias y no suponían  una amenaza para Estados Unidos, recordando que Cuba recibió barcos rusos anualmente de 2013 a 2020.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+