Cerveza a 300 pesos: la fascinación de un crítico de arte en Cuba

Havana
algo de nubes
22.2 ° C
22.2 °
22 °
100 %
0.5kmh
20 %
Mié
31 °
Jue
32 °
Vie
32 °
Sáb
32 °
Dom
31 °

Ni la más grotesca de las películas ni el más kitch de los artes han consternado tanto al crítico cubano Frank Padrón como los precios del menú en el restaurante habanero Castillo de Jagua: desde un plato de camarones a 650 pesos y la cerveza importada a 300 pesos, el también fan de las reseñas gastronómicas quedó sorprendido de lo asequible de la oferta.

Padrón lo comentó en su GastroCuba, un grupo de Facebook que administra, y en el cual se suelen compartir sugerencias de lugares donde comer en Cuba, para todo tipo de bolsillos, incluso en estos tiempos de escandalosa inflación y falta de opciones.

“Algunos (platos), como las variedades de pulpo, pasan los 900 pesos, más otras sobre la base del pescado menos de 300 o los camarones 650 aún se pueden ordenar sin demasiado perjuicio a la billetera”, relató el gastrónomo aficionado.

En su post comentó que pidió unos camarones grillé, tras un jugo de guayaba (a 30 pesos) y le pareció “bien servido y sazonado”. Sin embargo, le pareció “innecesario que se haya eliminado el concepto de completas o menús, o sea, la inclusión de guarniciones acompañando la carne”.

Foto tomada del grupo GastroCuba

De hecho, señala que actualmente es algo extendido a casi todos los restaurantes, particulares o estatales, ofrezcan pedir aparte el arroz, la vianda y la ensalada, “lo cual por supuesto encarece innecesariamente el pedido”. Lo que no menciona Padrón es que los precios del arroz, cuando lo encuentran, anda por las nubes. Servirlo como cortesía no parece rentable…

Padrón -rostro del espacio fílmico Cine de nuestra América, en la Televisión Cubana- lamentó a su vez la ausencia de cerveza a granel, que vendían a 50 pesos la copa y rara vez faltaba. Sin ella en el ambiente, los comensales tuvieron que recurrir a la cerveza importada, seis veces más cara.

Eso sí, reconoció que la misma cerveza cuesta el doble en los negocios particulares. “De cualquier manera, no está nada mal este castillo del Vedado, cuyos dependientes son muy amables y profesionales”, concluyó el experto que, sin ser camarero, sirvió la polémica en bandeja de plata.

Para algunos, por ejemplo, el precio de la cerveza era excesivo, teniendo en cuenta de que Castillo de Jagua es un establecimiento estatal. De hecho, a inicios de año se corrió el rumor de que había cedido parte de su espacio a una heladería privada, y la dirección corrió a desmentirlo.

La confusión llegó porque, aunque el local se mantiene como una unidad estatal, tiene autonomía para disponer de una cuenta bancaria, adquirir sus insumos con proveedores estatales y privados, cubrir los gastos con sus propios ingresos, y generar utilidades.   

En ese momento, una nota del periódico provincial Tribuna afirmaba que la copa de cerveza dispensada costaba 30 pesos y el laguer de botella andaba por 50.  

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+