¿A cuánto venderá el Estado Cubano el MLC?

Havana
algo de nubes
21.2 ° C
21.2 °
20.9 °
100 %
0.5kmh
20 %
Lun
30 °
Mar
30 °
Mié
29 °
Jue
30 °
Vie
30 °

El gobierno comenzará a vender MLC a personas selectas “a un tipo de cambio superior a 24, pero inferior al informal”.

Nunca ha desaparecido en Cuba la dualidad monetaria establecida desde la despenalización del dólar estadounidense en 1994, o incluso antes, con la emisión de los “chavitos” a finales de los años 80, cambiados por oro para adquirir productos “de alta gama” en las “diplotiendas” o “casas del oro” de esas épocas.

A un año y tanto de la aplicación de la Tarea Ordenamiento, la promesa de unificación monetaria a partir de la extinción oficial del CUC escora y naufraga en las aguas de una inflación en pleno incremento exponencial. Para mantener la  imagen de la circulación en Cuba del peso cubano como moneda única, el gobierno de la isla vetó el acceso al dólar, el euro y otras divisas a la gran mayoría de los ciudadanos. Solo los que cuenten con familiares residentes fuera del país que les puedan enviar montos en estas monedas fuertes, mientras se mantenía una tasa oficial de 24 pesos por uno.

Pero a la vez, el acceso a la mayoría de los productos que vende el mismo estado se volvieron prohibitivos para esas mayorías sin acceso “legal” al MLC. Y como resultado, los cubanos decidieron, como siempre, crear sus propias alternativas de supervivencia. El mercado de divisas informal es el verdadero regulador del cambio monetario en Cuba, a la vez que permite que un poco más de personas puedan acceder a las divisas, como sucedía antes con el CUC. Si no hay CADECA, pues se inventa. Y la realidad se impuso, dado que nadie se iba a conformar con acatar tranquilamente el que fuera calificado de “apartheid monetario”.

Y esta realidad ha hecho que aun a medias, y a regañadientes el gobierno cubano comience a dar a torcer el brazo, y sin reconocer abiertamente su fallo, acepte que “hay una pieza faltante en el diseño”, según el Ministro de Economía Alejandro Gil expresara durante las recientes sesiones del Parlamento Cubano, donde aceptó que existe “una brecha entre el tipo de cambio oficial y el informal de 1×125”. Una brecha de unos 100 pesos.

Y entonces dio la noticia más importante: cambiará la tasa oficial del cambio de la divisa. Sin que dijera estas literalmente palabras, anunció que el gobierno comenzará a vender MLC a personas selectas “a un tipo de cambio superior a 24, pero inferior al informal”, lo cual visto de manera más clara es que variará la tasa oficial. Pues si ni el Estado va a respetar la tasa impuesta por él mismo, entonces la nueva cotización, aun sin revelar, será la oficial. Y superará los 24×1. ¿50×1? ¿60×1? Quizás. Quizás más. Calificó estas medidas, con sabor a contraorden, de “audaces e innovadoras” destinadas a “enfrentar con objetividad las complejidades”.

Gil se apresuró en aclarar que esta decisión de “vender a actores económicos estatales y no estatales a un tipo de cambio superior a 24” de una manera “selectiva y gradual” no será catalogado de “mercado cambiario” sino “esquema secundario”, un nuevo eufemismo. Las CADECAS aún no abrirán sus puertas como antes, pero llegó a afirmar que, más adelante, se volverá a “restablecer la venta de divisas a la población”, algo que “no es hoy, ni  mañana”. El objetivo confeso de este regreso a la venta de divisas, de MLC, “conducido administrativamente” es “ir ampliando la entrada de más actores económicos. Ir, por esa vía, aumentando la oferta en moneda nacional, la recogida de liquidez, y avanzando en el equilibrio monetario

Déjanos tu opinión

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA → Desde $2.99 / LBENVIAR AQUÍ
+