Prensa cubana llama “cabezón” al comisionado nacional de béisbol

Havana
bruma
20.2 ° C
20.3 °
20.2 °
100 %
1kmh
20 %
Jue
28 °
Vie
28 °
Sáb
27 °
Dom
27 °
Lun
27 °

El béisbol cubano atraviesa la peor crisis de su historia. Ni siquiera el hecho de que haya sido reconocido como Patrimonio de la Nación el pasado año ha provocado cambios en el panorama, cada vez más desalentador por el éxodo masivo, la consecuente depreciación de sus torneos nacionales, una ola de resultados desastrosos en la arena internacional y la pésima gestión organizativa y administrativa de sus dirigentes.

Todos estos aspectos marcan la realidad actual del deporte con mayor tradición en la Isla, que poco a poco ha ido cediendo terreno en el nivel de atención de los fanáticos, cansados de los desmanes que habitualmente rodean a los certámenes domésticos y mucho más preocupados por el fútbol profesional.

En los últimos meses, por ejemplo, la afición beisbolera cubana sufrió en carne propia por el desastre organizativo de la primera Liga Elite del deporte nacional, que reuniría en seis equipos a los mejores peloteros del país. En principio, no parecía una mala idea, pero en realidad el torneo empezó a gestarse con muy malas sensaciones y árbol que nace torcido…

El primer problema que enfrentó la Liga Élite fue la selección de los nombres de los conjuntos involucrados. Al ser una lid nueva, había que determinar cómo se llamarían cada una de las escuadras, y para ello la Comisión Nacional apostó por una encuesta popular, en aras de que los aficionados participaran en este proceso crucial.

Hasta ahí, la cosa marchaba bien. Los fanáticos podían votar por las propuestas de los directivos o sugerir otros nombres, idea esta última que tomó mucha fuerza. La gente comenzó a proponer motes interesantes como Almendares, Marineros, Tigres o Tiburones, haciendo referencia en algunos casos a equipos de la Liga Profesional Cubana que se jugaba antes de 1959.

Las nuevas propuestas de la afición ganaron enteros y la Comisión decidió colocarlas para una nueva votación, pero la misma desapareció misteriosamente del sitio web de la institución de un día para otro. Nadie salió a dar una explicación, nadie justificó nada, hasta que anunciaron los nombres de los equipos, escogidos arbitrariamente por los propios directivos del béisbol en Cuba.

Tabacaleros, Portuarios, Centrales, Ganadores, Agricultores y Cafetaleros fueron las selecciones de la Comisión, que pasó se burló y pasó por encima del criterio popular. En el proceso, hasta cometieron el burdo error de rescatar un nombre (Agricultores) utilizado en los años 70 por equipos habaneros para otorgárselo ahora a una escuadra de tuneros y granmenses.

Aunque ya la Liga Élite ha comenzado, todavía los aficionados y la prensa no han cerrado la herida por la traición y, en particular, siguen sin entender el tema de los Agricultores. Sobre este asunto, el periodista de la televisión, Rodolfo García, cargó duramente la pasada semana en el programa “Al duro y sin Guante” del canal deportivo de la Isla.

“A veces hay que escuchar, yo no sé ni cuantas veces dijimos que para qué Agricultores si ya hubo un Agricultores que ganó con La Habana hace años. ¿Por qué ser tan cabezón?”, se cuestionó Rodolfo con un claro mensaje a la Comisión Nacional. 

El polémico narrador puso sobre la mesa un punto que, en el futuro, puede generar confusión. Los Agricultores de los años 70 ganaron un título de la Serie Nacional representando a La Habana, con peloteros que en su mayoría provenían de Industriales, y ahora estos Agricultores de la Liga Élite también podrían ganar la corona, pero con jugadores de Las Tunas y Granma.

“Agricultores puede ganar esta liga perfectamente, entonces vas a tener que aclarar que hubo un Agricultores que ganó por La Habana y otro después con otras provincias. Hay dos Agricultores y no tienen nada que ver uno con el otro por las regiones. Hay que ser cabezón para decir tantas veces una cosa, tanta gente, y que lo sigas haciendo”, volvió a atacar Rodolfo.

Aunque no mencionó nombres, Rodolfo se dirigió directamente al alto mando del béisbol en Cuba, en la figura de Juan Reinaldo Pérez Pardo, comisionado nacional y presidente de la Federación Cubana, quien ha estado en el ojo del huracán desde que asumió el cargo hace unos pocos meses. 

Pérez Pardo ha sido emplazado públicamente por varios periodistas de medios oficialistas, quienes hasta le han llamado mentiroso, luego de que dijera en la televisión nacional que todos los implementos y uniformes para la Liga Élite estaban garantizados y en suelo cubano, cuando en realidad no habían ni llegado. 

Esa crítica abierta a su gestión fue de sancionada por las autoridades deportivas del país, que excluyeron de una conferencia de prensa con el comisionado a todos aquellos que lo habían señalado por el tema de los uniformes. Posteriormente, convocaron otra reunión con los medios para acercar posturas con los “castigados”, pero eso no impidió el despido de Boris Luis Cabrera, quien fungía como colaborador de Cubadebate.

La duda ahora es si Rodolfo correrá la misma suerte que Boris Luis o el resto de los colegas por llamarle “cabezón” a Pérez Pardo o a la nueva cúpula directiva del béisbol en Cuba, que no ha encontrado la fórmula para acercarse, discutir y polemizar armoniosamente con toda la prensa nacional.  

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA → Desde $2.99 / LBENVIAR AQUÍ
+