Locura en el Clásico: Italia le enseña a jugar pelota a Cuba

Havana
algo de nubes
27.2 ° C
27.2 °
27 °
89 %
2.6kmh
20 %
Lun
32 °
Mar
31 °
Mié
31 °
Jue
31 °
Vie
28 °

¿ Usted se imagina a la selección nacional de Cuba ganándole a Países Bajos o a Italia en fútbol? Claro que no, por eso estruja el cerebro -y el corazón- ver como dos naciones eminentemente futboleras le dan un repaso a la isla en su propio deporte nacional, y sin que valga ya la excusa de que los europeos tienen a jugadores de Grandes Ligas en su alineación porque, dejemos el cuento, Cuba también.

Después que los “Oranje” se ratificaron como la “bestia naranja” de los cubanos en Clásicos Mundiales, con cuatro victorias al hilo en estas lides, ahora fue la Italia dirigida por el gran Mike Piazza quien le aguó la fiesta a Cuba, con un triunfo 6-3 en extrainnings que dejó sin opciones a la escuadra caribeña. Lo más sorprendente, triste e incluso contradictorio, es que son los “bigleaguers” cubanos los más pacatos al bate…

El pitcheo ha sido harina de otro costal: Cuba abrió con la solidez que le aportó desde el montículo el zurdo Roenis Elías (ex-Chicago Cubs), quien lanzó cinco entradas sin permitir carreras. Sin embargo, el frío que hacía en el Estadio Intercontinental de Taichung, en Taipei, congeló los bates cubanos a la hora buena, dejando a corredores en circulación, y apostando par de veces por un toque de bola que ya es obsoleto, amén de absurdo.

De hecho, en el tercer inning Yadir Drake y Yadil Mujica le conectaron sendos hits a Matt Harvey, y avanzaron por toque de sacrificio de Yoelkis Guibert, pero el ligamayorista Yoan Moncada (Chicago White Sox) dio un elevado inofensivo a tercera, y su compañero Luis Robert roleteó al short para esfumar la amenaza.

El quinto capítulo Moncada se ponchó con Lorenzo Quintana en tercera y Guibert en primera, tras recibir sendos boletos del relevista Andre Pallante (Saint Louis Cardinals), cuya recta alcanzó las 99 millas. Y como dicen los viejos que saben de “gatoviejo”: en pelota, las que no hagas, te las hacen…

En el sexto Italia le pegó tres hits seguidos al relevista José Ramón Rodríguez, que dejó el box con las bases llenas. El zurdo Naykel Cruz vino al rescate, pero Brett Sullivan empujó la primera con fly al derecho. El cubano duró poco, pues al inning siguiente le permitió hit a Nicky López, quien entró con el tubey que le ligó Miles Mastroboni al relevista Liván Moinelo.

Los cubanos igualaron entre el séptimo y el octavo, en sendas jugadas protagonizadas por Erisbel “El Grillo” Arruebaruena: el exjugador de Los Angeles Dodgers metió triple en el “lucky seven” y entró por imparable de Quintana, y en la siguiente entrada empujó con sencillo al capitán Alfredo Despaigne, embasado con tubey.

Con el duelo igualado a dos carreras, hubo que recurrir a la llamada Regla Manfred para extrainnings, y en el dècimo Italia le anotó cuatro veces a Raidel Martínez y Onelkis García, para decirle “arrivederla” a los cubanos, que ahora van contra un Panamá inspirado, con la meta de al menos hacer la cruz y no naufragar en la mera orilla de un certamen que, quizás por generar tanta ilusión, podría acabar en (otro) desengaño.

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+