Sale a ayudar a vagabundo y terminó teniendo sexo con él

Havana
algo de nubes
24.2 ° C
24.2 °
24.2 °
100 %
2.1kmh
20 %
Vie
30 °
Sáb
30 °
Dom
30 °
Lun
30 °
Mar
27 °

La historia de una mujer que salió a ofrecerle ayuda a un vagabundo y terminó teniendo sexo con él dentro de su auto, constituye una noticia con un trasfondo religioso detrás. Sí, porque dice la mujer que recibió una «revelación divina», y al parecer el marido la perdonó por eso.

Al parecer esa «revelación» le vino del cielo, en el momento en que se suponía alimentara o diera una ropa al vagabundo, porque tal y como se narra la historia fue cosa de lo que muchos llaman «un pronto».

El hecho ocurrió en Brasil, y gracias a una cámara de seguridad podemos ver lo que sucedió.

El medio Metropoles, que reseñó e investigó el suceso lo explica así.

Sucedió el pasado 16 de marzo en Planaltina, Brasil. Una mujer que la fémina acostumbraba salir a las calles para ayudar a personas vulnerables con ropa o alimentos, demoraba más de lo acostumbrado en regresar a casa y su esposo, preocupado salió a buscarla.

La mujer normalmente salía con su madre a realizar este tipo de actividad caritativa pero, ese día, a mitad de la noche se separaron.

Su esposo, un entrenador deportivo, identificado como Eduardo Alves, eventualmente le escribió y llamó al celular. Como ella no contestaba salió a buscarla. Y de pronto, en medio de una avenida semioscura, parqueado, encontró el auto de la doña.

Miró hacia dentro… ¡y oh! lo que vió no le gustó nada. La ayuda de la mujer al vagabundo se había vuelto demasiado «íntima».

El cornudo empezó a darle golpetazos al auto. El vagabundo salió del auto, y el hombre enfurecido comenzó a patearlo. La mujer, dentro, no se atrevía a salir.

Finalmente lo hizo, y conmovida por la golpiza que le dieron al vagabundo se arrollidó junto a él.

Cuando la Policía Civil del DF (Pcdf) acudió a la escena, el entrenador se justificó y dijo que decidió atacar al hombre porque creía que este había violado a su esposa.

Sin embargo, la mujer desmintió todo. Le dijo a la policía que no había sido violada para nada, pues el sexo había sido consentido. O sea, que ella había estado de acuerdo. Dice que recibió una «revelación divina» que le indicó que debía ayudar al vagabundo acostándose con él.

El caso finalmente no se catalogó como agresión sexual y está siendo investigado por las autoridades.

No se sabe qué pasó, luego de que la mujer admitiese que el sexo fue consentido. Si su esposo la perdonó o qué. Lo que sí se sabe es que el vagabundo terminó hospitalizado con golpes en la cara y moretones, reseñó RD Noticias.

tal vez quieras leer: Cinco cubanas de las más bellas de Instagram

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA → Desde $2.99 / LBENVIAR AQUÍ
+