Actor Mario Balmaseda falleció este sábado en La Habana a los 81 años 

Havana
nubes
25.9 ° C
25.9 °
25.9 °
94 %
4.4kmh
100 %
Jue
32 °
Vie
32 °
Sáb
32 °
Dom
31 °
Lun
31 °

El reconocido actor cubano Mario Balmaseda, quién permanecía alejado de los escenarios a causa del Alzheimer desde hace varios años, falleció este sábado en La Habana a la edad de 81 años.

Primer y único artista cubano que ha ganado los premios nacionales de Teatro, Cine y Televisión gracias a su exitosa carrera en esos tres medios, Balmaseda dejó su marca en toda una época de la cultura escénica en la isla.

«Ha muerto el gran actor cubano Mario Balmaseda, quien fuera Lenin, Maceo, Eduardo, Manolo, Reinier y otros tantos personajes imprescindibles para entender lo que somos. Para familiares y amigos, nuestras condolencias. Para Mario, toda la gratitud y el respeto de su pueblo», escribió la víspera en su cuenta de Twitter el Ministro de Cultura, Alpidio Alonso.

Nacido en la capital cubana en 1941, Balmaseda estudió en el Seminario de Dramaturgia del Teatro Nacional de Cuba y en la hoy desaparecida República Democrática Alemana, como parte del grupo Berliner Ensemble fundado por Bertolt Bretcht. 

De regreso a la isla, desarrolla una importante carrera teatral vinculado primero al Teatro de Ensayo Ocuje junto a Tito Junco, Omar Valdés, Miguel Benavides, Daysi Granados y Alfredo Ávila, y más en el Teatro Político Bertolt Brecht, donde se consagró como director y actor.

En 1980 obtuvo uno de los premios de actuación del Festival Nacional de Teatro gracias a su interpretación del personaje de Lenin la obra El carrillón del Kremlin.

Había debutado en el cine bajo la batuta de Manuel Octavio Gómez en el filme Los días del agua, en 1971, y en lo adelante desarrolló una extensa carrera en el séptimo arte, con una filmografía que incluye actuaciones en El hombre de Maisinicú (Manuel Pérez Paredes, 1973), De cierta manera (Sara Gómez, 1974), El brigadista (Octavio Cortázar, 1977), Se permuta (Juan Carlos Tabío, 1984), En tres y dos (Rolando Díaz, 1985), Baraguá (José Massip, 1986), La inútil muerte de mi socio Manolo (Julio García Espinosa, 1990), Entre ciclones (Enrique Colina, 2002) y La obra del siglo (Carlos M. Quintela, 2015).

En televisión, ganó popularidad por su magistral interpretación de Reinier, un agente de la Seguridad del Estado en la reconocida teleserie En silencio ha tenido que ser (1980).

También actuó en las series televisivas cubanas La gran rebelión y Un bolero para Eduardo, y en las telenovelas Cruz de nadie, Piel y Pedacito de cielo, en Venezuela, dónde residió entre los años 1992 y 1995.

El también actor Mijail Mulkay lamentó el fallecimiento de quien consideró “director y padre mío por extensión, además de amigo, gran amigo”.

En su perfil de Facebook, Mulkay expresó que estaba unido a Balmaseda por un sinfín de historias: “imitarte en cada fiesta, llamar a tu casa y que Rosa o tus hijas me confundieran contigo era de mis pasatiempos favoritos y más divertidos, actuar en “Andoba” dirigido por ti en tele y teatro estará por siempre en mi corazón como el recuerdo de uno de mis más queridos trabajos actorales, Mario te echaré de menos caballo no sabes cuánto, pero se queda conmigo todo lo que aprendí de ti que fue mucho, buen viaje La bestia y que El cielo te reciba como lo que eres un Actor gigante!!!”

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

Envíos a CUBA desde → $1.79 x LBENVÍA AQUÍ
+