¿Qué se llevaron en los robos más grandes de la historia?

Havana
nubes dispersas
28.2 ° C
28.2 °
28.2 °
51 %
2.1kmh
40 %
Jue
27 °
Vie
25 °
Sáb
26 °
Dom
28 °
Lun
25 °

Recomendándoles que no vean la quita temporada de La casa de papel -en realidad, excepto la primera temporada, lo demás es hojarasca- comienzo este post que es un compendio de los robos más espectaculares de la historia, aunque me temo que todos tendremos «robos» que contar en nuestras vidas y que en su momento nos parecieron como lo más trascendental que hayamos vivido.

Aquí hablaremos de dinero, joyas… y obras de arte; en fin, cosas que merecen la pena catalogarse como trascendentales, y que fueron robadas por individuos muy astutos; al menos así lo recoge la historia. El robo al banco de Valledupar ha sido considerado como uno que marcó la historia en Colombia; fue planeado y ejecutado de una manera tan chapucera que ni les cuento. Aquí les dejo el trailer de la película, por si les interesa verla en Netflix, y el enlace a la historia real del que en su momento fue llamado «El robo del siglo en Colombia»

Bien, vayamos a nuestra lista de robos más grandes en la historia de la humanidad.

Varias de las fuentes consultadas coinciden en el 1-2-3 de la lista, que encabeza «el asalto al tren de Glasgow».

Relatos de robos hay muchos. La cantidad de dinero robada es diferente en unos con relación a otros; pero, hay situaciones en las que aunque se haya robado menos, la audacia y otros factores hace que las personas coincidan en que ese robo es mayor que otros. Así sucede, por ejemplo, con el asalto al tren de Glasgow.

Como dice una publicación consultada: «El botín y la planificación son dos de los elementos clave en los eventos que forman parte de la lista de robos más grandes de la historia».

En este atraco ocurrido en Inglaterra, que durante muchos años ha sido considerado como el robo más grande de la historia del siglo XX, los ladrones se llevaron 2.6 millones de libras.

El plan comenzó a fraguarse tres años antes, y comenzó en la cárcel de Durham, cuando un recluso le habló a Bruce Reynolds, un maleante que también estaba tras los barrotes, sobre el discreto traslado de dinero que se realizaba periódicamente entre la ciudad de Glasgow y la ciudad de Londres. Por cierto, la identidad de este «informante» no se conoció hasta el año 2014.

Según le dijo «el soplón» a Reynolds, el dinero que se transportaba en el tren era recaudado en varios bancos. Era transportado en trenes «secretos» y siempre en horas de la noche.

Tras salir de la cárcel, Reynolds fue a Londres y fichó a Buster Edwards, Jim White y Roger Cordrey; más tarde se les incorporó Ronnie Biggs.

El robo ocurrió entre la noche del miércoles 7 de agosto de 1963 y la madrugada del siguiente día. El tren, que se suponía no se parase para nada en su camino, se detuvo en un semáforo en rojo que los ladrones habían manipulado.

Cuando el ayudante bajó a comunicarse por teléfono, la banda los rodeó. Maniataron al ayudante; golpearon en la cabeza al maquinista y desengacharon el vagón de correos, donde iban los 2.6 millones de libras.

En apenas unos minutos cargaron un camión con 118 de las 126 bolsas que contenían el dinero. Y se largaron.

Se escondieron en una granja unos días, donde dejaron sus huellas dactilares, y por ellas Scotland Yard los descubrió y arrestó posteriormente. El juicio a los ladrones se inició el 20 de enero de 1964 y todos los integrantes de la banca fueron condenados a al menos 30 años de prisión.

Otro robo espectacular en la historia

El segundo robo espectacular en la lista fue el robo al Centro de Diamantes de Amberes, donde una banda de ladrones italianos se llevó un total de 100 millones de euros.

Ocurrió en el año 2003, y los ladrones se las agenciaron para llegar a la bóveda donde estaban los diamantes.

Para lograrlo se enfrentaron a numerosos mecanismos de seguridad. Además de que el Centro contaba con seguridad privada, entre los escollos que los ladrones debieron superar estaba una cerradura con 100 millones de posibles combinaciones; detectores de calor infrarrojo; un sensor sísmico; un radar Doppler y un campo magnético.

El robo fue planificado por Leonardo Notarbartolo, quien tenía acceso a la caja de seguridad, pues dos años y medio antes había alquilado una bóveda allí. Junto a sus socios, que la policía cree que fueron cinco, abrieron más de 123 de las 160 cajas de seguridad, cada una de las cuales estaba hecha en acero y cobre, y tenía una llave y un cierre con combinación.

Sin embargo, el ADN sirvió para detener a Notarbartolo. Un sándwich a medio comer, que fue encontrado cerca del lugar de los hechos, fue determinante en su captura.

Leonardo Notarbartolo, el cerebro detrás del robo en el Centro de Diamantes de Amberes, en Bélgica.

A los ladrones se les llamó «La Scuola di Torino», y según dijo Notarbartolo más tarde, una vez apresado, la idea no fue de él, sino de un comerciante de diamantes que lo había contratado para cometer el asalto.

Todo lo que se robaron ascendía a 18 millones de euros. La diferencia entre esta cifra, y los 100 millones que recoge la historia nos habla de que muy probablemente, estemos en presencia de otro atraco gigantesco, pero al Seguro.

El tercer atraco más grande de la historia recoge el robo ocurrido en el Museo Isabella Stewart Gardner de Boston. Este año, Netflix sacó una serie sobre este suceso que aún hoy tiene puntos que no se han podido esclarecer.

Ocurrió en la la noche del 18 de marzo de 1990 y los ladrones se llevaron un botín de 300 millones de dólares, pero no en dinero, joyas, o lingotes de oro, sino en obras de arte.

Se considera el robo de arte más grande de la historia y las piezas robadas fueron trece; entre ellas obras de Degas, Rembrandt y Vermeer.

Increíblemente el museo apenas tenía seguridad. Los ladrones fueron dos. Se disfrazaron de policías. Llegaron al lugar, tocaron a la puerta, y dijeron haber recibido una llamada de emergencia. Les dejaron entrar y ahí mismo comenzó todo.

Primero maniataron a los guardias. Luego se robaron las obras y también las cintas de seguridad.

En lo particular, quien les escribe, situaría este no como uno de los robos más grandes de la historia, sino como «el más grande». ¿Por qué? Pues porque todavía se desconoce la identidad de los ladrones. Todavía las obras no han podido ser recuperadas.

Se cree que las obras fueron a parar a Europa, pero a ciencia ciertas nada se sabe. El museo actualmente tiene en oferta una recompensa de 10 millones de dólares -lo cual es evidentemente mucho menos que el valor de las piezas de arte robadas- para quien los ayude a recuperar las obras.

Luego de 30 años nada parece señalar que las obras aparecerán algún día. Y hasta se especula que al menos uno de los ladrones, o los dos, hayan muerto sin revelar el lugar donde escondieron el botín.

A modo de resumen, disfruten de estos videos, que recogen algunos de esos robos espectaculares que no sin razón, han sido considerados de los más grandes de la historia.

Noticia en Cubacomenta hoy: Animalista cubana recuerda perro rescatado hace 13 años

Déjanos tu opinión

¿Quieres reportar algo?

Envía tu información a: [email protected]

Lo más leído

Quizás te interese

MIAMI - HABANA desde $507RESERVA AQUÍ
+